Funcinema

Escupiré sobre tu tumba 2

escupire tumba posterTítulo original: I Spit on Your Grave 2
Origen: EE.UU.
Dirección: Steven R. Monroe
Guión: Neil Elman, Thomas Fenton
Intérpretes: Jemma Dallender, Joe Absolom, Yavor Baharov, Aleksandar Aleksiev, Mary Stockley, Michael Dixon, Valentine Pelka, Peter Silverleaf, George Zlatarev
Fotografía: Damian Bromley
Montaje: Kristina Hamilton-Grobler
Música: Corey A. Jackson
Duración: 105 minutos
Año: 2013
Compañía editora: TVE


3 puntos


Escupiré sobre tu secuela

Por Matías Gelpi

(@matiasjgelpi)

escupire tumba unoEscupiré sobre tu tumba 2 es un proyecto del cual se podría esperar el fracaso, porque todos sabemos (al menos aquellos que prestamos atención a Scream 2) que toda secuela de película de horror depende de repetir y exagerar los hechos de la primera parte y, seamos sinceros, Escupiré sobre tu tumba (2010, también dirigida por Steven R. Monroe) ya era demasiado exagerada. ¿Cuánta artificialidad (palabra de Ricardo Forster) es posible soportar? En este caso poco.

Estamos aquí hablando de películas del subgénero de explotación setentero conocido como rape & revenge (violación y venganza) cuya historia, casi oral y hasta mitológica, se resume a las siguientes oraciones wikipedianas: los principales exponentes de este dudoso subgénero son La última casa a la izquierda (Wes Craven, 1972) y Escupiré sobre tu tumba (Meir Zarchi, 1978), ambas variaciones u homenajes o remakes de La fuente de la doncella (Ingmar Bergman, 1960). Argumentalmente son más o menos iguales: un crimen atroz cometido a una mujer joven e inocente es vengado con una atrocidad equivalente. El famoso critico norteamericano Roger Ebert -cuya vida está retratada en el muy recomendable documental Al cine con amor (Steve James)- odiaba a la Escupiré sobre tu tumba original y también a su remake, viendo en ambas una falsa equivalencia moral en su dinámica de víctimas y victimarios. No le vamos a negar la derecha al bueno de Roger: un poco de eso hay en estas producciones, junto con cierto nivel de cinismo y autoconciencia que podríamos observar como algún tipo retorcido de humor.

¿Adónde encaja en todo esto Escupiré sobre tu tumba 2? La verdad es que es uno de esos artefactos que nadie debió molestarse en crear. Monroe es el mismo de la primera parte, que en rigor, si uno soporta lo despreciable de la historia, no es una mala película. Sin embargo, Monroe carece de algunas cualidades como el timing y la mesura, entonces en esta segunda parte, cuya trama es prácticamente igual a la de la primera, los elementos que varían hacen naufragar a toda la estructura. Por ejemplo: la actriz protagonista de la primera es bastante superior a la insoportable Jemma Dallender que protagoniza la secuela, y los actores de reparto de la original eran menos efectivos en el oficio de causar rechazo. Muy diferente a la situación de los peleles de Joe Absolom, Yavor Baharov y George Zlatarev, cuya interpretación de “europeos del Este violadores” es cuanto menos un lugar común en sí misma.

Decíamos que el director de Escupiré sobre tumba 2 carece de timing: las escenas de ultraje y violación son largas e innecesarias y tan aburridas que el espectador se convierte en un abyecto deshumanizado que pide que a la piba la viole un tipo con gracia. Pero cuando se da vuelta la situación y esperamos ver la venganza de la chica, la película también se demora, las escenas son  terribles, aburridas y hasta poco prácticas; es la venganza menos interesante desde Batman: el caballero de la noche asciende.

Además, deberíamos avisarle a Monroe que no es lo mismo un norteamericano hablando de personajes despreciables de la América profunda prototípica en una película de género que un norteamericano hablando de personajes despreciables de la Europa del Este profunda en una película de género norteamericana. La primera es un comentario sociológico, la segunda un prejuicio yanqui imperialista. Esto es un hecho científico comprobado por mentes mucho más importante que la mía y la suya también, querido lector. Por lo pronto, escupamos sobre esta estúpida secuela.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.