Funcinema

The trust

trust1Título original: Idem
Origen: EE.UU.
Dirección: Alex Brewer, Benjamin Brewer
Guión: Benjamin Brewer, Adam Hirsch
Intérpretes: Nicolas Cage, Elijah Wood, Ethan Suplee, Jerry Lewis, Sky Ferreira, Lisa Gardner, Christie Beran, Kevin Weisman, Steven Williams, Tommie Vegas, Vanessa Christelle, Jeff Howard, Ashley Campbell
Fotografía: Sean Porter
Montaje: Lauren Connelly
Música: Reza Safinia
Duración: 92 minutos
Año: 2016


6 puntos


Persiguiendo el (inalcanzable) Sueño Americano

Por Rodrigo Seijas

(@fancinemamdq)

trust2“Sólo le disparé al tipo”, trata de tranquilizarlo Jim Stone (Nicolas Cage) a David Waters (Elijah Wood), aclarándole que no le disparó a la chica con la que el tipo trató de huir. Como si sólo matar al tipo pero no a la chica justificara la acción de haber matado a alguien. Es apenas una situación absurda de entre tantas que se dan en The trust, un film tan raro como atrapante, que en la mayor parte de su relato parece estar protagonizada por personajes salidos de una película de los Hermanos Coen, pero con la diferencia de poseer un (poquito) más de consciencia de los desatinados hechos que protagonizan.

Lo que cuenta The trust es la historia de una oportunidad: la que les surge a Jim y David, dos policías que realizan sus labores en piloto automático y que, viviendo en una ciudad como Las Vegas, aguardan por ese giro que cambie sus vidas. Ese giro llega de una manera particular: investigando a un criminal que llamativamente salió de la cárcel después de que alguien le pagara una fianza de nada menos que 200.000 dólares, se terminan encontrando con un almacén que da toda la impresión de tener una bóveda en su interior. Una bóveda con una fortuna incalculable adentro.

Obviamente que el camino hacia esa fortuna no será sencillo para los protagonistas, pero no tanto por los dilemas morales, sino por los riesgos que implica, teniendo en cuenta qué personas depositaron sus pertenencias en esa bóveda. En The trust asistimos a un mundo donde la corrupción está naturalizada y el crimen -que incluye el homicidio- forma parte de un paisaje donde reina lo insólito, coqueteando hasta con lo inverosímil. El contrapunto entre Jim y David se da a partir de cuán asumido tiene cada uno el haberse hundido en el barro: si David representa en unos cuantos pasajes la mirada asombrada -y hasta horrorizada y culposa- del espectador, las acciones desatadas de Jim y el humor negro que transmite en cada uno de sus movimientos -lo que incluye una atractiva actuación de Cage, acá bien aprovechado en su habitual locura- lo muestran como un tipo realista, en el sentido de que se hace cargo de la realidad que habita, sin ninguna clase de culpa. Es un mono con navaja, en una selva donde hasta las hormigas portan armas blancas.

Si Jim es el verdadero núcleo ético del film y la fuerza motora narrativa durante buena parte del relato -por algo su padre es interpretado por Jerry Lewis, actor y realizador que siempre en su carrera pugnó por decontruir los mandatos sociales y lo instituido-, The trust hacia su último tercio elige tomar a David como eje moral, dejando lo paródico de lado, adquiriendo tonalidades definitivamente oscuras y perdiendo potencia. Sin embargo, su cierre -especialmente el plano final- recupera una mirada sarcástica y ácida sobre esos seres que pugnan por alcanzar el Sueño Americano, pero cuando lo tienen entre sus manos, no saben qué hacer con él.

Comentarios

comentarios

1 comment for “The trust