Funcinema

¿Puede el consumo irónico salvar una franquicia?

Por Patricio Beltrami

(@Pato_Beltrami)

Contra todo pronóstico, Morbius es una de las películas de superhéroes que más repercusiones ha obtenido en lo que va del año. Si bien resultó un proyecto fallido, lo cierto es que no desentona dentro del irregular Spiderverso de Sony. Además, durante sus primeras semanas el film se ganó injustamente el mote de “peor película de superhéroes”, expresión exagerada si se tienen en cuenta otros títulos desastrosos del género, como Escuadrón Suicida o la última adaptación de Los Cuatro Fantásticos. Tras un olvidable paso por los cines y una discreta recaudación que apenas sirvió para salvar la ropa, la llegada de la producción a streaming logró darle una segunda vida. En este orden, el secreto del inesperado rebrote es el siempre peligroso consumo irónico.

Luego de su estreno, Morbius fue objeto de numerosas burlas en internet, principalmente en redes sociales. Particularmente, un meme del personaje interpretado por Jared Leto se volvió popular a lo largo de las plataformas: Una imagen del vampiro acompañada por la socarrona frase “It´s Morbin’ time”. A diferencia de otras experiencias fallidas del cine de superhéroes que acabaron repudiadas por los fanáticos e internautas, esta película nunca fue tomada en serio, sino más bien se la ha (mal)tratado como una producción bizarra e, incluso, simpática dentro de los universos del género. Al respecto, hay que recordar que Morbius era un ilustre desconocido, una apuesta que llegó a las salas como parte del inexplicable Spiderverso (aún) sin Spider-Man que Sony está realizando a los tumbos.

Prueba de ello es que, luego de la llegada del film a Amazon Prime Video, varios usuarios comenzaron a retransmitirlo a través de Twitch obteniendo un alto caudal de visualizaciones. En este marco, Sony tomó una medida insólita: Morbius volvió a ser exhibida en más de un centenar de cines a lo largo de Estados Unidos. Y aunque difícilmente el estudio pueda maquillar la baja recaudación a partir de esta reprogramación, Sony demostró una vez más su pericia para leer las demandas del público objetivo. Así como meses atrás junto a Marvel Studios se había capitalizado el interés por la reunión de las versiones cinematográficas de Spider-Man y sus enemigos, en esta ocasión el estudio aprovechó la inesperada popularidad del vampiro para (volver a) intentar instalar tanto a Morbius como al desarrollo de una potencial franquicia.

Pero esta última experiencia no cuenta con el respaldo del cariño, reconocimiento y la nostalgia que recibió Spider-Man: Sin camino a casa. En este caso, su regreso a los cines se debió a la fuerza del consumo irónico, una herramienta extremadamente peligrosa como para ser utilizada incluso bajo fines estrictamente comerciales y alejados de cualquier justificación creativa. Bajo estos términos, Sony ha avalado la reposición de Morbius en más de cien salas en Estados Unidos. Nada cambiará el resultado artístico de le película, que si bien es bastante flojo está a la altura de las dos entregas de Venom. Además, en estas condiciones tampoco hay garantía de que el público finalmente concurra a los cines, ya que quienes habían impulsado su popularidad a fuerza de burlas y memes difícilmente inviertan tiempo y dinero para verla en pantalla grande.

En este orden, Sony indudablemente demuestra la vigencia del lema “No existe la mala publicidad”. No obstante, el verdadero problema que el estudio enfrentará a futuro serán las consecuencias de esta decisión. ¿Puede el consumo irónico salvar una franquicia? Ya no se trata de una respuesta al fanservice, presentando una historia repleta de personajes, tramas y guiños aclamados por los fanáticos y el público objetivo del género. En esta ocasión, han puesto la reivindicación y el futuro de Morbius en mano de una corriente de internautas que hasta el momento solo se ha dedicado a burlarse de la producción sin mayores fundamentos que la búsqueda de likes y nuevos seguidores. Difícilmente el personaje y, quizás, este Spiderverso pueda ser tomado en serio luego de esta experiencia.


Si disfrutás los contenidos de Funcinema, nos gustaría tu colaboración con un Cafecito para sostener este espacio de periodismo independiente:
Invitame un café en cafecito.app

Comentarios

comentarios

Comments are closed.