Funcinema

Estroppeando tangos


Bueno


CON EL ESPÍRITU DE LAS VIEJAS MILONGAS

Por Mex Faliero

(@mexfaliero)

Si hace tres años con Negrotroppo la agrupación vocal Ma non Troppo ofrecía un regreso a los orígenes de la música, pero también a sus propios orígenes, con un espectáculo que era puramente musical, Estroppeando Tangos los presenta nuevamente curioseando con especulación antropológica pero en un regreso a la comicidad y el humor como mecanismo de expresión. En esta nueva propuesta, el grupo viaja hacia los años 30 y 40 del siglo pasado (la época donde el tango fue más festivo y lúdico), hacia los clubes de barrio y las orquestas típicas de tango, y hacia las formas de un arte popular que se enfrenta a una mirada revisionista: porque a través del repertorio, hay en Estroppeando Tangos una reflexión sobre el rol que ocupaba la mujer en aquellos años y, muy especialmente, en aquella poesía eminentemente masculina.

Simulando a los viejos clubes de barrio, algo que ya habían explorado en Ma non Troppo Social Club, la agrupación integrada en esta ocasión por Marcela Arecha, Osmar Cabrera, Leandro Do Carmo, Mona De Marco, Fabia Netto, Florencia Olivieri, Leo Rizzi y Christian Salemi se construye y deconstruye sobre el escenario, primero como una típica orquesta masculina para ir dando paso progresivamente a una orquesta de señoritas, más una anunciada presencia de Francisco Canaro. Todo, con la síntesis habitual en una puesta de escena que edifica un universo sin excesos. Con instrumentos de cartón y la perfecta ejecución vocal de siempre, Ma non Troppo recurre a lo canyengue y el lunfardo como códigos pertinentes del habla de un tiempo pasado que emerge siempre desde la nostalgia. También, a los peinados a la cachetada, el buen vestir y los correctos modales que esconden, además, un artificio.

En Estroppeando Tangos se pueden escuchar clásicos como El choclo, Por una cabeza, Adiós muchachos, Justo el 31, ¿Qué querés con ese loro?, Silbando, más alguna sorpresa que no conviene adelantar y que es otra muestra de la fluidez con que Ma non Troppo sabe combinar estilos y estéticas, y hacer de esa mezcla algo propio. Hay otra muy buena idea en el espectáculo, que es la invitación a un cantante para que ejecute un mini-concierto en solitario, lo que le aporta, también, ese espíritu de vieja milonga de “puertas abiertas”. Cada función cuenta con un participante distinto, permitiendo que cada noche el show también lo sea. Y en el final, Ma non Troppo junto al cantante de turno, en una muy lograda ejecución de El último café, le ponen el broche de oro a un espectáculo que nos invita a salir silbando aquellos tangos que se nos han metido como un puñal en la carne.


Idea, producción y dirección: Ma non Troppo Intérpretes: Marcela Arecha, Osmar Cabrera, Leandro Do Carmo, Mona De Marco, Fabia Netto, Florencia Olivieri, Leo Rizzi, Christian Salemi Vestuario: Pato, Carnaval Tienda Pelucas: El Camarín . Utilería: Sergio Alvarez Magallán, José Caldadaro Sala: Bodega del Teatro Auditórium (Boulevard Marítimo 2280; Mar del Plata) .

Comentarios

comentarios

Comments are closed.