Funcinema

Negrotroppo


Bueno


Una cuestión de raíces

Por Mex Faliero

(@mexfaliero)

ma non troppoEl grupo vocal Ma non troppo está cumpliendo veinte años y la vuelta a los escenarios se da con una propuesta que es un regreso a las raíces. Tras En grazia plena, Dando la nota y Ma non Troppo Social Club, donde nos acostumbraron a una muy atractiva fusión de la música con el humor, logrando una inteligente relectura de los géneros musicales, decidieron retornar al origen con Negrotroppo: es decir, un espectáculo puramente musical, donde si el humor aparece lo hace socarronamente por la empatía que despiertan algunas composiciones recreadas bajo los códigos del género vocal. Y la utilización del término “raíces” no podía ser más pertinente por cuanto los Ma non troppo se meten aquí con un repaso por el jazz, funk, bossa, salsa, góspel y worldmusic, todos géneros y subgéneros que tienen su base en la música africana, en la percusión, en los orígenes y en lo ancestral.

Ma non troppo presenta cambios de formación. A los habituales Marcela Arecha, Florencia Olivieri, Fabia Netto, Mona De Marco, Leo Rizzi, José Caldararo y Osmar Cabrera, se suman Leandro Do Carmo y Sergio Alvarez Magallán. Y aportan lo suyo desde la percusión en vivo Juan Sardi y con las visuales Emiliano Montani. Las nuevas voces se acoplan muy bien a la estructura, incluso permiten que algunas apuestas luzcan potentes, como la de aquel clásico de Chico Buarque, Construcción, que es sencillamente estupenda y -desde lo musical- tal vez el punto más alto del espectáculo. Negrotroppo es, como decíamos, un espectáculo puramente musical: el grupo entra en escena, se presenta y comienza el repertorio. Un tema tras otro, como en un grandes éxitos sin pausa. Tal vez para el espectador habituado a los últimos shows de la formación genera un desacople, pero una vez que se ingresa en la propuesta, Negrotroppo alcanza la fascinación con la evocación de esos espíritus ancestrales y la capacidad técnica del coro. Hay momentos sumamente originales, como el Up town funk de Bruno Mars donde se luce Cabrera.

Lo que siempre es digno de destacar en Ma non troppo es esa apuesta por fuera de los círculos intelectuales a los que, por herencia, debería suscribir un espectáculo de música coral. Esto, también, da una idea de la apertura que tienen los integrantes del grupo, entendiéndose a sí mismo como un todo integrado por individuos con una pregnancia cultural modelada por múltiples estímulos. Así el repertorio se acerca a canciones lógicas dentro del concepto como Malaika o versiones notables de clásicos como Summertime, pero también se anima a acercar a esos modos de pensar lo ancestral tan típicos del mainstream, como puede ser One by one de la disneyana El rey león. Es decir, los Ma non troppo piensan su homenaje a la música negra como una licuadora de conceptos, estilos y estéticas, incluso mirando lo histórico y sus múltiples fugas: entonces entienden a Michael Jackson como ese artista que desde el pop sintetizó siglos y siglos de ritmos y voces. Y ofrecen un medley con sus clásicos que resulta tan original como precioso. Que todo termine aunado por el estilo de Ma non troppo y no se parezca a un pastiche que bregue por el rendidor multitarget, da una idea no sólo de un concepto pensado y trabajado, sino además de una solidez como grupo que se consigue con muchísimo trabajo sobre las formas del espectáculo y aquello que uno viene a aportar sobre un escenario.


Dirección: .Ma non troppo. Intérpretes: Marcela Arecha, Florencia Olivieri, Fabia Netto, Mona De Marco, Leo Rizzi, José Caldararo, Osmar Cabrera, Leandro Do Carmo y Sergio Alvarez Magallán . Música en vivo: Juan Sardi . Visuales: Emiliano Montani . Sala: Sala Melany (San Luis 1750, MDP), miércoles de febrero a las 21:15 .

Comentarios

comentarios

3 comments for “Negrotroppo