Funcinema

Seguridad

Título original: Security
Origen: EE.UU.
Dirección: Alain Desrochers
Guión: Tony Mosher, John Sullivan
Intérpretes: Antonio Banderas, Ben Kingsley, Liam McIntyre, Gabriella Wright, Chad Lindberg, Mark Rhino, Yana Marinova, Jiro Wang, Bashar Rahal, Katherine de la Rocha, Lillian Blankenship, Shari Watson
Fotografía: Anton Bakarski
Montaje: Eric Drouin, Paul Harb
Música: FM Le Sieur
Duración: 87 minutos
Año: 2017


7 puntos


BAJO BANDERAS

Por Henry Drae

(@henrydrae)

Un ex marine irrumpe en escena, totalmente derrotado y fuera del ámbito que le es más propicio, mendigando un empleo para poder mantener a su familia en este contexto que no incluye ninguna guerra de la que pueda participar. Consigue, casi por piedad, un trabajo mal pago como vigilante nocturno de un shopping en las afueras de la ciudad. Una vez en el mismo, el jefe de los guardianes -rejunte de nerds, vagos y viciosos- le ofrece un tour de recorrida inaugural. Al mismo tiempo, una niña que acaba de escapar de un intento de secuestro, pide auxilio en ese establecimiento y minutos después, el jefe de la banda con todo un arsenal se presenta para reclamarla, con la clara intención de acabar con su vida, lo cual provoca que el recién llegado tome las riendas en el conflicto y se haga cargo de la tensa situación. Esa es la premisa inicial de Seguridad, un producto para nada pretencioso que da lo que promete en cuanto a las dosis de acción, latiguillos habituales y momentos de suspenso con ciertas sorpresas argumentales que sin ofrecer más que variantes de lo ya conocido, logran mantener la tensión.

Ben Kingsley es la contrafigura de este guardia sobrecalificado que interpreta Antonio Banderas de manera acotada, sin el dramatismo que imprimiría un Liam Neeson en alguna de la saga de su Búsqueda implacable pero tampoco en la línea caricaturesca de su personaje de Los Indestructibles 3. Kingsley compone sin ningún esfuerzo al villano despiadado que siempre da la posibilidad de comprar a su víctima con una parte del botín, para luego proceder a la aniquilación más despiadada, ante la probable negativa. El contrapunto es efectivo, aunque no es el atractivo mayor de la entrega, cuyo director supo balancear de modo tal que todo su elenco aporte lo suyo y se convierta en una historia no tan plana. El director francés Alain Desrochers no oculta aquí su admiración por predecesores como John McTiernan o Renny Harlin, de quienes quizás haya mamado la narrativa y los planos más llamativos de esta entrega. Por eso mismo Seguridad no tiene nada que envidiarle a ninguna película de suspenso y acción de las más clásicas en los años 80 y 90, quizás, sí, su llegada a modo de heredera sin que aporte realmente nada nuevo más que una dosis de entretenimiento, que no es poco.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.