Funcinema

7 days in hell

hell1Título original: Idem
Origen: EE.UU.
Dirección: Jake Szymanski
Guión: Murray Miller
Intérpretes: Andy Samberg, Kit Harington, Karen Gillan, Lena Dunham, Mary Steenburgen, Will Forte, Michael Sheen, Fred Armisen, June Squibb, Howie Mandel, Soledad O’Brien, Lyssa Roberts
Fotografía: Craig Kief
Montaje: Dan Marks
Vestuario: Joanna Konjevod
Duración: 41 minutos
Año: 2015


10 puntos


UN COMEDIANTE CON OTRA VELOCIDAD

Por Mex Faliero

(@mexfaliero)

hell2El humor de Andy Samberg, tal vez el último gran talento masculino surgido de la cantera del Saturday Night Live, tiene mucho vínculo con las primeras películas de Adam Sandler: la comicidad es constante, la velocidad de los chistes es inusitada, las referencias culturales son múltiples y eficaces, y la coherencia del relato se contorsiona al ritmo desenfrenado que la estrella propone. Si el cine de Samberg se parece al de Sandler, el vínculo más fuerte es con deformidades como The waterboy o Little Nicky. Pero Samberg lleva las cosas mucho más allá: atraviesa límites de corrección política, incomoda con la explotación de un humor sexual irreverente y no se preocupa demasiado en dejar algún tipo de mensaje. Eso, que el comediante ha explotado notablemente en películas como Hot Rod o en series como Brooklyn Nine-Nine, se perfecciona y agudiza en el especial realizado para HBO 7 days in hell.

Este telefilm de 41 minutos explora además las posibilidades del falso documental, algo que el comediante repetiría tiempo después en Popstar: never stop never stopping, y que demuestra que el mockumentary es un subgénero ideal para la comedia porque permite el recorte sobre el cual trabajar situaciones como si fueran pequeños sketches. 7 days in hell es un especial deportivo que indaga en el partido de tenis más largo de la historia, además de en las carreras de sus dos protagonistas: el revoltoso Aaron Williams (Samberg) y el atildado Charles Poole (Kit Harington). Para Samberg, el guionista Murray Miller y el director Jake Szymanski (el mismo de la gran Mike y Dave: los busca novias) la historia es un territorio fértil para ideas desbordantes e hiperbólicas. Los motivos que llevan el partido a una extensión inusitada son de lo más ridículos e inventivos, pero a la vez reflexivos sobre cuestiones que tienen que ver con la misma práctica deportiva, los eventos televisivos, los ídolos y sus peculiaridades, el profesionalismo y la obsesión, incluso cuestiones políticas y sociales vinculadas con taras culturales norteamericanas y británicas.

Samberg es el maestro de orquesta de todo este disparate, aportando eso que los comediantes tienen para ofrecer: el físico, y convirtiéndolo en plastilina. Pero también la película se nutre de presencias notables de Michael Sheen, Will Forte, Lena Dunham, Mary Steenburgen, Fred Armisen o June Squibb, todos sumando para que el mockumentary brille como cima del subgénero. Samberg es un comediante genial, pero no sólo eso, es un comediante que sobrevuela el cine a mil kilómetros por hora. Su velocidad es apabullante, la forma en que construye situaciones cómicas que van escalando en nivel de insolencia sin por eso perder sensibilidad, es poco habitual. Su humor es locuaz e inventivo, puede tanto trabajar asuntos vinculados con lo verbal como apostar decididamente por una escatológica desbordada. Y lo principal, hay libertad en su obra. 7 days in hell es una obra maestra.

Comentarios

comentarios

1 comment for “7 days in hell