Funcinema

“En un festival, la mayor prueba es tocar ante un público que no es el tuyo”

Por Mex Faliero

(@mexfaliero)

morbo y mamboEl próximo domingo 23 y lunes 24 se realizará en Mandarine Park (Costanera Norte y Sarmiento, CABA) la primera edición del Music Wins Festival, doble fecha que nace como un festival con las mejores bandas indies locales e internacionales, y además como un espacio para fusionar ritmos, estilos y propuestas de todo tipo. Nombres como los del dúo belga 2ManyDjs (dj set), Metronomy, Four Tet, The 2 Bears y Floating Points actuarán el domingo, mientras que el lunes se podrá disfrutar de Tame Impala, Beirut, Mogwai, Yann Tiersen, Erlend Øye, Pond, Real Estate, Kakkmaddafakka y Astro. La lista incluye, además, a los marplatenses de Morbo y Mambo.

La banda integrada por Mauro Alberelli (teclado), Fer Barrey (percusión), Ignacio de Andrés (guitarra), Fermín Echeveste (trompeta), Mateo Aguilar (batería), Manuel Aguilar (bajo) y Maxi Russo (trombón) si bien tiene su esencia local, desde hace varios años vienen exportando su sonido psicodélico con rasgos funkies. Y el Music Wins Festival les permite seguir ocupando ese lugar de banda indie con proyección. Manuel Aguilar, uno de sus integrantes, se sumó al Cinéfilo/Musical de FANCINEMA y habló sobre la experiencia de tocar en el marco de un festival y también sobre el vínculo entre el cine y la música.

-¿Cuáles son las claves para que un festival de rock no falle como propuesta?
El contenido en primer lugar, y todos los gestos de cuidado al público pensados por la producción, hacen que un festival no falle.

-¿Por qué tocar en un festival junto a otras bandas?
Porque se genera un muy buen clima de camaradería, más allá de los apurones para salir a tocar y que todo salga bien.

-¿Cómo es la experiencia de tocar ante un público heterogéneo, que no es exclusivamente tu público?
Es la mayor prueba. Salir ante gente que no te conoce y buscar generar lo que pasa en cualquier show de tu banda; conexión.

-En un festival ¿se apela a un repertorio conocido o hay lugar para la experimentación y para probar canciones nuevas?
En el caso de Morbo y Mambo, salimos a dar un show que sorprenda, pero nos adecuamos al marco en el que estamos. Abrimos algunos momentos para improvisar, aunque el show es contundente como una patada voladora. Los que nos conocen tal vez adivinan por dónde va el set, desde el segundo tema.

-Si tuvieras que elegir una lista de bandas para un festival imaginario, que organizás vos, ¿cuáles serían esas cinco bandas de tus sueños que no podrían faltar?
Si fueran bandas vigentes, sería: Portishead, Gorillaz, Los Espíritus, Los Flaming Lips y The Congos. Si fuera realmente imaginario, la Jimi Hendrix Experience, Queen, Led Zeppelin, Can y Miles Davis.

A través de sus respuestas, Aguilar exhibe un alto conocimiento tanto de películas sobre músicos, películas que tengan al rock como tema o documentales sobre músicos consagrados -o no tanto-. Puede citar los biopics de Ray Charles y Bob Dylan, recitales registrados en cine de los Chemical Brothers o también cómo descubrió a Fela Kuti cuando le prestaron el film Music is the weapon. Curiosidad, que le dicen.

-¿Recordás algún recital registrado para cine o TV que te haya gustado mucho?
La peli The Song Remains the Same de Led Zeppelin me parece genial. Fue de las primeras películas en este formato: una banda mechando un gran show con sueños de los integrantes, alucinaciones y demás momentos cinematográficos que descubren un poco el universo de una banda.

-Ahora que se pusieron de moda las proyecciones de recitales en el cine ¿qué les parece esa experiencia?
Suma mucho al mundo que gira en torno a las bandas. Fuimos a ver hace unos años Don’t Think, el film de los Chemical Brothers, y el cine terminó siendo una rave. Poco tiempo después leí en The Guardian que ese fenómeno se repitió en todas las salas del mundo donde se proyecto la película.

-Con las bandas que están en el Music Wins Festival ¿qué banda de sonido se podría producir? ¿Para qué tipo de película?
Hay para todos los gustos. Tal vez falta un poco de reggae para que se pueda hacer sencillamente cualquier película. Entre las baterías de Tame Impala, los climas de Mogwai, y los audios súper freaks de Four Tet, por decir algunos, se puede pensar en mucha ciencia ficción. Pero da para el spaghetti western, algo de drama indie (¡obvio!), algunas películas de acción.

-¿Qué canción hecha para una película por una banda de rock recordás?
Mi primer recuerdo es el disco Flash Gordon de Queen, pero tengo en la cabeza Tommy, Help, Yellow Submarine (¡la canción generó la película!)… y de estos días, la banda de sonido de Danny The Dog, por Massive Attack es un golazo.

-¿Qué te parecen las películas biográficas sobre músicos? ¿Hay alguna que te haya gustado?
Son un arma de doble filo. La de Ray Charles me gustó, la de Dylan es alucinante por cómo se plantearon mostrar todas sus facetas… Pero sé que la familia de Hendrix y la gente que lo conoció no está nada contenta con el biopic que se viene sobre él… De hecho no se autorizó el uso de su música para la película. Y estoy muy ansioso por ver la de Tim Maia, un músico brasilero que pasó por casi todos los estilos, marcó tendencia incluso hasta nuestros días.

-El documental es un género que ha servido para descubrir múltiples personajes. ¿Descubriste algún músico o información que desconocías sobre un músico conocido mirando un documental?
Descubrí a Fela Kuti porque me prestaron Music is The Weapon, un documental sobre su carrera, que viene con un compilado suyo. Me abrió la cabeza; dio rienda libre a experimentar climas grooveros sin importar la duración de las canciones.


Quien quiera tener más data del Music Wins Festival, ingrese en el siguiente enlace: www.musicwinsfestival.com/

Comentarios

comentarios

Comments are closed.