Funcinema

Los infieles

poster infidelesTítulo original: Les infidèles
Origen: Francia
Dirección: Emmanuelle Bercot, Fred Cavayé, Alexandre Courtes, Michel Hazanavicius, Eric Lartigau, Jean Dujardin y Gilles Lellouche
Guión: Nicolas Bedos, Philippe Caverivière, Jean Dujardin, Stéphane Joly y Gilles Lellouche
Intérpretes: Jean Dujardin, Gilles Lellouche, Guillaume Canet, Aina Clotet, Sandrine Kiberlain, Alexandra Lamy, Mathilda May
Fotografía: Guillaume Schiffman
Montaje: Anny Danché
Música: Evgueni y Sacha Galperine
Duración: 109 minutos
Año: 2012
Compañía editora: AVH


2 puntos


Hombres calientes

Por Rosana López

(@fancinemamdq)

infideles unoEl caso del film francés Los infieles no hace honor alguno a las buenas comedias de su país. Nos encontramos ante una película compuesta por seis sketches, uno más zonzo que el otro, sin contenido, aburrida, machista, sexista y de mal gusto. El humor y las situaciones cómicas nunca logran establecerse porque prevalece la cosificación a la mujer ante la preponderancia de la infidelidad masculina como algo honorífico del sexo de los “machotes”.

La vulgaridad no rescata a sus siete directores y los cinco guionistas involucrados en el proyecto y menos aún, a sus actores protagonistas Jean Dujardin y Gilles Lelouche, el primero galardonado con el Oscar por su participación en la multipremiada El artista. Las situaciones misóginas pueden darse tanto en una conferencia de ventas en un hotel de los suburbios como en una clínica lujosa para adictos al sexo. Aquí los hombres se lucen por atravesar cualquier obstáculo.

Los infieles es una lástima de película que quiso pero no pudo ser. Ni siquiera rescata la sensibilidad que puede atravesar sus personajes masculinos, como en el caso de la grandiosa Alfie y su remake de 2004, donde el personaje de Jude Law sufre las consecuencias de su accionar lujurioso. Aquí Dujardin y Lelouche actúan sin remordimiento alguno porque finalmente Les infidèles -como es su denominación original- resulta ser una involuntaria crítica a la propia masculinidad reducida a sus deseos biológicos más profundos y el tratamiento a una enfermedad en clave de humor.

Aunque si algo se puede rescatar Los infieles, aparte de su correcta fotografía y montaje, es su excelente banda de sonido, que incluye el hip hop clásico de Cypriss Hill o la mejor música disco italiana de Pino D´Ango con su Ma cuale idea. Después de ver esta película uno puede caer en depresión o llegar a la conclusión que por suerte no todos los tipos son iguales.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.