Funcinema

TORONTO 2013: Jodorowsky en el centro de atención

jodorowsky-JODOROWSKY. En 1974, el director de culto Alejandro Jodorowsky se preparaba para rodar una película sobre la novela de ciencia ficción Dune, con música de Pink Floyd, un reparto que incluía a Mick Jagger y el objetivo de que la audiencia experimentara la alucinación que provoca el LSD sin consumir drogas. La película nunca se rodó. Pero Jodorowsky’s Dune, un documental exhibido en el Festival de Toronto argumenta que no sólo es una obra maestra perdida, sino que ayudó a que la popular saga cinematográfica Alien cobrara forma y dejó su marca en muchos clásicos de ciencia ficción. La idea del documental surgió cuando Frank Pavich, un cineasta estadounidense afincado en Ginebra, vio una lista de los mayores proyectos cinematográficos de la historia. «Es interesante pensar en este mundo alternativo de películas que podían haber sido», dijo. «Jodorowsky’s Dune siempre es la historia que se nos ocurre porque es la más fantástica de todas. Es la mayor de lejos». Jodorowsky, ya octogenario, recuerda en el documental que cuando se le preguntó entonces cuál sería su siguiente proyecto, contestó «Dune, un libro que no había leído y del que sólo le había hablado un amigo.

-COMEDIA NEGRA. The art of steal, una comedia negra canadiense cargada con actores estadounidenses como Kurt Russell o Matt Dillon, fue el estreno de hoy en el Festival. El largometraje, del director canadiense Jonathan Sobol, cuenta con un plantel de alta categoría con Jay Baruchel, Dillon, Russell, Terence Stamp y Katheryn Winnick en los principales papeles. En la película, Russell da vida a Crunch Calhoun, un ladrón que acaba de salir de prisión tras haber pasado una larga temporada entre rejas al ser traicionado por su hermano Nicky (Dillon). Pero a pesar de ello, Crunch decide incluir a Nicky en su plan para cometer un nuevo robo, que tiene que ser el último de su carrera. El film está narrado en clave de humor, aprovechando la veteranía de Russell, Dillon y Stamp.

bateman-MERCADO. Un aspecto importante del Festival es la venta de películas. Según dijeron hoy varios medios locales, esta edición ha sido un año especialmente sólido, con acuerdos millonarios para numerosas películas que han sido exhibidas en TIFF. Por ejemplo, Bad Words, la comedia dirigida y protagonizada por Jason Bateman ha sido adquirida por Focus Features. Otra película dirigida por un actor, esta vez John Turturro, Fading gigolo, ha sido vendida a Millennium Entertainment.

-PONS. El director español Ventura Pons, que ha estrenado en el Festival su último documental, Ignasi M., dijo que para hacer cine no se necesitan enormes recursos sino ideas y diferencias. En Ignasi M., Pons retrata a Ignasi Millet, un restaurador de prestigio internacional, gay y con una familia no tradicional, mientras se enfrenta a la crisis económica española y su condición de seropositivo. Pons, que es amigo de Millet y al que conoce desde hace décadas, reveló que la idea del film se le ocurrió de forma repentina «mientras estaba en un cine viendo una película, pensando que en el mundo occidental no hay problemas, que vivimos en una burbuja fantástica con todo lo que está pasando en el norte de Africa». «Y de repente pensé en Ignasi. Le llamé, comimos juntos, saqué mi iPhone y empecé a grabar. Y eso lo transcribí y lo estructuré en una película». Millet, que acudió a Toronto a asistir al estreno mundial de la película, dijo que no tuvo ningún problema para colocarse enfrente de la lente de Pons. «Soy tal cual. Si los que me conocen, que son mis amigos, son los que me pueden importar, los que no me conocen, estos ni existen. Creo que cada persona es como es. A mí me gusta mucho relacionarme. Decir lo que me pasa, lo que me ocurre en cada momento», dijo Millet.

(Fuente: Yahoo)

Comentarios

comentarios

Comments are closed.