Funcinema

MAR DEL PLATA 2012: “el estreno de estas películas en un festival es un pecado”

Por David Pafundi

Qué pena tu vida, Qué pena tu boda y Qué pena tu familia son las partes de un trilogía chilena que vino a presentar a Mar del Plata Nicolás López. Trilogía que, dicho sea de paso, resultó muy exitosa en su país de origen y que ha servido para demostrar que cierto tipo de comedia cercana a lo que se hace hoy en los Estados Unidos es posible en esta parte del mapa. Luego de una de las funciones, el propio director charló con el público y entre otras cosas explicó los motivos por los que prefirió el apoyo de empresas privadas al estatal para realizar su trilogía: “mucho menos me gustaba contar con el apoyo de Piñera que es de ultra derecha”.

Para López el estreno de estas películas en el marco de un festival es “un pecado” porque según indicó “los europeos gustan ver otro tipo de cine Latinoamericano, ese en el que se muestra mucha pobreza y chicos con armas. Entonces hacer una comedia romántica como las norteamericanas es algo que no va con ese tipo de target”. El directo confió que se le ocurrió este proyecta pensando en cómo se podían hacer en Chile unas comedias como esas que funcionan tan bien en el mercado yanqui.

Además, el realizador se mostró a favor de la piratería: “la trilogía puede verse en Internet, está para descargar legal e ilegalmente. Una vez que ya pasó por los cines soy pro-piratería, nadie te compra un puto dvd ni mucho menos un bluray”. López reconoce que incluso el público creció porque muchos pudieron ver las películas en Internet: “incluso se vendieron los derechos de una de ellas gracias a que una distribuidora brasileña vio la película en Youtube”.

La forma en que se llevó a cabo la trilogía de Qué pena… es muy especial y sigue lineamientos del cine independiente más radical. Por ejemplo, no cuenta con subsidio estatal aunque aclara que en Chile no hay un INCAA y sólo se cuenta con el Fondo Iberoamericano de las Arte. Aunque reconoce, con humor, “que el Fondo te financie una película es lo mismo que ganarse la lotería”. Otros detalles: costó 300.000 dólares, se filmó con cámaras de fotos y los actores eran amigos de López: “no hay nada mejor que filmar con amigos”, reconoce.

El director amplía que “mucho menos” le interesaba “contar con el apoyo de Piñera que es de ultra derecha, de hecho de haber contado con eso tendría que haber sacado los chistes sobre los mineros”. Así se buscó con financiamiento con marcas comerciales, ya que para el realizador era mejor “que diga Nike o Adidas en el arranque de la película a todos los logos de los entes gubernamentales”.

Por último, el director comentó que nunca pensó esto como una trilogía, pero que luego del éxito de la primera parte su cuenta bancaria le dijo “tenemos que hacer una segunda y tercera parte”. En ese sentido ayudó mucho “la facilidad de rodar en digital, el bajo costo y filmar tipo ‘guerrilla’, lo que nos posibilitó filmar cada película en un año”.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.