Funcinema

PUERTO RICO HORROR FILM FEST 2011: películas para tener en cuenta

Por Hernán Moyano

(especial desde Puerto Rico para Fancinema)

Luego del emocionante homenaje al actor Tony Todd y con el comienzo de las proyecciones oficiales del 3er Puerto Rico Horror Film Fest, el ritmo del evento comenzó a ser el habitual en un certamen de estas características. Por ejemplo se vio la chilena Baby shower, de Pablo Illanes, uno de los guionistas de la serie Prófugos, producida por HBO para toda Latinoamérica. El film de horror no escatima en sangre y sexo, dejando bastante sobresaltado al público local y convirtiéndose en uno de los filmes más gráficos de la programación.

También se destacó la proyección de Krokodyle de Stefano Bessoni, un pequeño film italiano con claras referencias al trabajo de directores como Jean-Pierre Jeunet que se convirtió en una de las piezas ineludibles del Festival. El cine americano estuvo representado por la climática True nature de Patrick Steele, quien rodó con un bajísimo presupuesto. Este film que hace visibles sus claras referencias del cine de David Lynch, mediante a la historia de la familia Pascal, que lo tiene todo, pero sus perfectas vidas cambiarán para siempre la noche en que desaparezca la hija, Marianne. Sin embargo, la joven reaparecerá misteriosamente un año más tarde sin recordar lo que le sucedió. A pesar de las visiones y las pesadillas que la asaltan de noche, Marianne lucha por llevar una vida normal.

También se vieron tres de las propuestas más esperadas por el público local. Hablamos de las proyecciones de las películas independientes americanas Martha Marcy May Marlene, que tiene como peculiaridad el protagónico de Elizabeth Olsen -una de las gemelas Olsen-, recordada por sus precoces apariciones en la tv americana y además por ser la protagonista de la remake de la película uruguaya La casa muda, quien además se hizo acreedora al premio a la mejor interpretación en el pasado festival de Sundance y se sumó al premio que recibiera su director, el debutante Sean Durkin.

Escrita por Durkin, Martha Marcy May Marlene se centra en una joven angustiada por dolorosos recuerdos y una creciente paranoia, que intenta recuperar su vida y reconciliarse con su familia tras haber escapado de una secta.

El otro plato fuerte fue el estreno en carácter exclusivo de la cinta Another earth de Mike Cahill, que a partir de un planteamiento de puesta en escena sencillo, el cual no deja de ser hipnótico, se atreve a subvertir las claves del género fantástico a partir de una historia que plantea la idea de la existencia de otra realidad, paralela a la nuestra, que con el devenir de la trama demuestra la ductilidad de un género que puede acoplarse a distintas realidades de producción, incluso dentro del cine independiente. La película ha ganado un par de premios en Sundance, los cuales han ayudado en su carrera comercial.

Por último, y sin ser menos importante, se realizó la premiere mundial del film puertoriqueno Barricada, de los directores Vance McLean Ball y Joe Vargas, y con la producción del proactivo Eugene Raphael Hudders. Barricada continúa la tradición de películas post apocalípticas del estilo Soy leyenda o la producción de culto argentina Plaga zombie, pero suma referencias del mundo del videojuego, con una impronta local muy clara y reconocible. Barricada toma la historia de un grupo de voluntarios que trabajan como recolectores de artículos de primera necesidad para refugiados en un mundo afligido por un virus desconocido que torna a las personas en una especie de zombies.

El estreno se realizó a sala llena, convirtiéndose en el primer sold out del festival. De la velada participaron el equipo de producción al completo y la mayor parte de los actores que participaron durante los 6 años que demandó su finalización. La película está inteligentemente planteada, en una estructura donde durante su planteo, la historia se centra en el interior de una camioneta que recorre las desoladas calles de San Juan para luego dar paso a un recorrido de sus protagonistas por diferentes locaciones nocturnas de la ciudad.

Personajes bien delineados, situaciones creíbles, actuaciones destacadas de sus protagonistas, buenos efectos visuales, el buen pulso de sus directores , sumado a algunas reelaboraciones de situaciones tópicas dentro del género, que terminan siendo presentadas desde un punto de vista fresco, hacen creer que Barricada tenga destino de convertirse en una película de culto para el cine de Latinoamérica.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.