Funcinema

TORONTO 2011: Fresnadillo recibe aplausos por Intruders

Intruders, lo nuevo de Juan Carlos Fresnadillo, que inaugurará este viernes el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, ha conquistado al público del Festival Internacional de Cine de Toronto.

El público del Elgin Theatre de Toronto se puso de pie y rompió en una sonora ovación para aplaudir la proyección de lo nuevo de Fresnadillo, que tras Exterminio 2 dirige a Clive Owen en esta cinta de terror psicológico.

Intruders se proyectó dentro de la sección Presentaciones especiales, espacio que el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF) dedica para mostrar el trabajo de algunos de los directores más buscados e interesantes de la actualidad cinematográfica internacional.

Al éxito del público le ha seguido el de la crítica que ha recibido de muy buen grado el nuevo trabajo de Fresnadillo a la que definen como «una película de suspenso y terror inteligentemente escrita por los guionistas Nicolás Casariego y Jaime Marques». Además la prensa también destaca la labor del director al priorizar «el suspenso aterrador por encima del gore».

Una fantasía «oscura y atractiva» que hará disfrutar y «llamará la atención de los fans del género» protagonizada por un Clive Owen que, según algunos críticos está simplemente «increíble» en este papel.

TORONTO CALIENTE

En el Festival Internacional de Cine de Toronto se están proyectando películas con fuerte carga erótica. Ejemplo de ello es 360, el último trabajo de Fernando Meirelles. El largometraje tiene un inicio que no ha dejado indiferente a la crítica: una joven en topless posando para un anuncio de prostitución en Internet.

Otra que ha mostrado sus senos ha sido Keira Knightley. La británica protagoniza A dangerous method, un filme de David Cronenberg en el que comparte pantalla con Viggo Mortensen.

Los hombres también han enseñado sus encantos en este festival. Matthew McConaughey se lo quita todo en Killer Joe y Matthew Goode aparece masturbándose en Burning man.

Algunos portales aseguran que tanto exhibicionismo es un indicio de la apertura de mentes en la industria de Hollywood. Pero otros matizan que el otoño trae platos demasiado fuertes para el puritano público norteamericano.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.