No estás en la home
Funcinema

Recapitulación de X-Men’97: Mutant Liberation Begins

Por Patricio Beltrami

(@Pato_Beltrami)

NdR: Este artículo contiene spoilers.

Más allá de que el efecto nostalgia había respaldado el lanzamiento de X-Men’97, vale afirmar que el segundo capítulo es buenísimo. Atrás quedan los homenajes y la obligación de retomar conflictos escritos veintisiete años atrás. Si el primer episodio de la temporada se sentía como una continuidad de X-Men, Mutant Liberation Begins inicia a una nueva historia, revitalizada desde la acción, atractiva y sorprendente desde la narrativa. Escrito por el showrunner Beau DeMayo y dirigido por Chase Conley, Magneto toma el centro de la escena. Erik Lehnsherr no sólo ha llegado a la mansión para cumplir el último deseo de su amigo Charles Xavier, sino que demuestra la voluntad de construir un mundo donde mutantes y humanos puedan convivir. Sin embargo, su reputación como villano atenta contra sus buenas intenciones. Excepto Rogue y una Jean Grey preocupada por su embarazo, el equipo desconfía de los planes de Magneto, quien intenta validar su discurso rescatando humanos y mutantes en riesgo. Sin embargo, lo interesante es que él mismo se hace cargo de su pasado y sigue dudando sobre la coexistencia entre ambas especies. No hay que olvidar que Erik ha sufrido dos grandes traumas durante su vida que han fomentado su odio contra los humanos: fue un niño sobreviviente del Holocausto y ha sido discriminado y perseguido por ser mutante. A fin de demostrar su buena fe, Magneto se entrega a la ONU para someterse a un juicio por crímenes contra la humanidad. Mientras parte del equipo asiste a la audiencia para proteger a los presentes, Jean y Wolverine siguen los hechos por televisión. En este marco, un sujeto llamado X-Cutioner, armado con tecnología centinela y antimutantes, busca atentar contra Magneto, derrotando a los X-Men que se le cruzan en el camino. Simultáneamente, la atención de Cíclope está en otro lado: Logan conduce riesgosamente por la ciudad para llevar a Jean al hospital, ya que está a punto de dar a luz. Esta subtrama había acaparado la atención en parte de Mutant Liberation Begins, ya que la telépata le había confesado a Tormenta su miedo ante la maternidad y la posibilidad de que su hijo fuera mutante o humano. Frente a la negativa de un médico para atender a Jean, Rogue le roba sus conocimientos para realizar el parto. Mientras nace Nathan Summers / Cable, X-Cutioner le dispara a Magneto pero Tormenta se sacrifica para salvar la vida del viejo enemigo. Lleno de ira, Erik transporta a los jueces y al terrorista hacia la estratósfera, donde demuestra misericordia ante el criminal al perdonarle la vida. Si bien Magneto recibe el indulto y Jean y Scott están listos para marcharse de la mansión, los X-Men acusan un duro golpe: Tormenta ha perdido sus poderes y no saben si podrá recuperarlos. Haciéndose cargo de su condición de humana, Ororo abandona al equipo en silencio, dejándoles sólo una carta de despedida. No obstante, el capítulo termina con gran cliffhanger: una mujer idéntica a Jean Gray entra desesperada a la mansión para pedir la ayuda de los X-Men. Si To Me, My X-Men había sido un prólogo, Mutant Liberation Begins decididamente empieza a desarrollar varios de los conflictos de la temporada: Magneto como líder de los X-Men, la cacería sobre los mutantes con nueva tecnología y el nuevo escenario apocalíptico temido por Jean. En este marco, pareciera que los cortocircuitos en el equipo no pasarán tanto por el liderazgo de Magneto sino por la cohesión del equipo: el acercamiento romántico entre Erik y Rogue despertará los celos de Gambito; la ausencia (¿temporal?) de Tormenta repercutirá en el equilibrio interno y en el poder de pelea; Jean y Scott amagando a dejar los X-Men cada diez minutos. Posiblemente la irrupción del nuevo villano encontrará al equipo con la guardia baja. Igualmente, Mutant Liberation Begins ratificó que la acción es el corazón de la serie. Todo fluye mejor cuando se deja de lado el peso discursivo de la historia y los mutantes despliegan sus poderes en batalla, donde a veces fallan y pierden, donde demuestran que también son humanos.


Si disfrutás los contenidos de Funcinema, nos gustaría tu colaboración con un Cafecito para sostener este espacio de periodismo independiente:
Invitame un café en cafecito.app

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.