Funcinema

Cine de autor: el corte de David Ayer

Por Patricio Beltrami

(@mexfaliero)

A pesar de la pandemia y las extensiones de la cuarentena, los seguidores y fanáticos de DC viven sus horas más felices. No solo Warner anunció que liberará la versión de La Liga de la Justicia que había ideado Zack Snyder, sino que diariamente acceden a avances y novedades sobre lo que deparará este ansiado proyecto. Como si esto fuera poco, esta confirmación, que durante más de años representó algo más cercano a un sueño que a una posibilidad, derivó en un insospechado giro del destino: el inicio del ¿operativo clamor? para el estreno de la versión original de Escuadrón suicida.

Particularmente, la persona que mayor interés ha demostrado en este asunto es el director de la película, David Ayer. Luego que se comunicara que el corte de Snyder se estrenará en 2021 por HBO Max, el realizador y guionista inició su campaña de autobombo a través de su cuenta de Twitter. De esa manera, nuevamente hizo público su deseo que la audiencia del género pueda ver la versión original del film de 2016. Para ello, vale decirlo, contó con la inestimable colaboración de cientos de usuarios de la red social, quienes aún hoy siguen efectuándole consultas al respecto.

Sin embargo, a priori parece totalmente inviable que esta visión sobre el grupo de antihéroes obtenga el visto bueno de Warner, incluso para presentarla únicamente en streaming. En primera instancia, Escuadrón suicida nunca podría alcanzar el nivel de expectativa que provocó la campaña online #ReleaseTheSnyderCut. Sería descabellado pensar que pudiera existir una suerte de campaña en relación a este proyecto. Más allá de contar con estrellas de la industria (Margot Robbie, Will Smith o Jared Leto), sus protagonistas son personajes de segundo o tercer orden dentro del Universo DC (más allá de las breves irrupciones de Batman y el Guasón). Por otra parte, el alto rendimiento económico que tuvo la película, incluso superando por casi 90 millones de dólares a La Liga de Justicia, deja un escueto margen de ganancias frente a un eventual reestreno.

Por otra parte, a diferencia de la diplomacia que aplicó Snyder durante más de dos años, Ayer no tuvo problemas en confrontar con los ejecutivos de Warner. De manera peyorativa, y aludiendo a El joven manos de tijera, criticó a los responsables de la compañía por las numerosas modificaciones que sufrió su idea. Además, atribuyó estos cambios a dos factores clave: las malas críticas que obtuvo Batman v. Superman y el éxito comercial de Deadpool. Al mismo tiempo, a fin de alimentar la ansiedad de los fanáticos (difícilmente esta iniciativa despierte expectativas en otras personas), brindó datos (y potenciales spoilers) sobre los arcos originales de los personajes que quedaron más desdibujados: Diablo, Katana y, principalmente, el Guasón y la villana Enchantress.

Pero, por más que parezca lógico que el corte de Ayer nunca llegue a estrenarse, hay dos antecedentes que podrían darles esperanzas a los militantes de esta causa. En primer lugar, por supuesto, se encuentra el anuncio del estreno de la versión Snyder de La Liga de la Justicia. Otro punto a favor de esta iniciativa es que, a pesar del desastre artístico de 2016, Warner y DC autorizaron la producción de The Suicide Squad, que fue interrumpida a causa de la pandemia. No obstante, ya deslizaron que la película tendrá características más relacionadas con un reboot que con una secuela. Solamente quedarán algunos pocos miembros del equipo original y escasos vínculos con la visión de Ayer. De esta manera, en el futuro Escuadrón suicida será recordada por su pesada herencia: haber sido el punto más bajo del Universo DC y haber condicionado a Harley Quinn y la fallida Aves de presa.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.