Funcinema

Garantía

Por Patricio Beltrami

(@Pato_Beltrami)

Allá por 2003, J. Jonah Jameson (J. K. Simmons) estaba desesperado buscando un nombre para el nuevo villano que estaba azotando Nueva York. En medio de la lluvia de ideas, su asistente sugirió llamarlo Dr. Strange, pero rápidamente rechazó la propuesta y respondió que esa identidad “ya estaba tomada”. Finalmente, el antagonista fue denominado Dr. Octopus (Alfred Molina) y Spider Man 2 se consagró como una de las mejores películas del género. Sin embargo, las vueltas de la vida provocaron que esta frase se convirtiera en algo más que una referencia. Catorce años después del cierre de la saga protagonizada por Tobey Maguire, Sam Raimi fue oficializado como director de Doctor Strange in the multiverse of madness.

A pesar del éxito que tuvieron las dos primeras películas de la franquicia, la mala experiencia de Spider Man 3 en 2006 provocó el alejamiento del realizador. Desde ese momento, y a pesar de que luego transcendieron que había planes para una cuarta entrega, Raimi se alejó del cine de superhéroes. Dos años después, la llegada de Iron Man a las salas desencadenó el inicio del Universo Marvel. Igualmente, Peter Parker continuaba fuera la órbita de Disney. En 2012, Sony intentó reiniciar la saga bajo la dirección de Marc Webb y el protagónico de Andrew Garfield. Sin embargo, lo bueno que había dejado El asombroso Hombre Araña quedó opacado por la fallida El asombroso Hombre Araña: la amenaza de Electro, que derivó en la abrupta cancelación de este proyecto.

En 2016 comenzó a cambiar la suerte de todos los involucrados en esta historia. A mitad de año, Spiderman (Tom Holland) se incorporó al Universo Marvel (MCU), donde debutó en Capitán América: Civil War. En noviembre se produjo el estreno de Doctor Strange (Benedict Cumberbatch), que contó con Scott Derrickson como director y guionista. Como se esperaba, ambos personajes adquirieron relevancia vital en Avengers: Infinity War y Avengers: Endgame. Durante los últimos años, corrieron muchos rumores sobre la trama de la segunda película en solitario del Hechicero Supremo. Incluso, el propio realizador alimentó las especulaciones con varias publicaciones en su cuenta de Twitter. A mediados de 2019, Derrickson fue presentado como el responsable de Doctor Strange in the multiverse of madness. Durante los siguientes meses, Marvel cambió parte del equipo de guionistas de la historia, presuntamente para ajustar la historia a los futuros planes del MCU. Justamente, estas decisiones provocaron que el responsable del proyecto dejara su cargo.

En la previa a la paralización por la pandemia, Marvel y Disney se abocaron a encontrar a la persona que tomaría las riendas de esta franquicia. En pocos días trascendió que los ejecutivos estaban interesados en concretar el retorno de Raimi al mundo de los superhéroes. Por supuesto, el primer punto de consenso por su figura estuvo vinculado a su exitosa experiencia al frente de la trilogía Spider Man. Además, como sucedió con Derrickson, buscaban a alguien que estuviera familiarizado con el terror. Posteriormente, el realizador reveló que el Hechicero Supremo ha sido uno de sus personajes favoritos desde su infancia. Y con el objetivo de que esta movida fuera lo más prolija posible, Derrickson quedó al frente de Bermudas, el thriller que Raimi dejó vacante para dirigir esta secuela.

Semanas atrás, en la reprogramación del calendario de Marvel se confirmó que el estreno de Doctor Strange in the multiverse of madness tendrá lugar el 4 de noviembre de 2021. Durante los próximos meses, el realizador y su equipo de guionistas se ocuparán de reescribir el guion de la película, con el atenuante de que se espera que sea una de las más relevantes que tendrá la Fase 4. Por eso, probablemente tenga un rol central en la nueva construcción de este universo y, a causa de ello, conectará directamente con otros trascendentes largometrajes y series, como Wandavision, Loki y Thor: love and thunder. Frente a este desafío, se necesitaba una garantía para evitar futuros contratiempos en una producción tan importante para la continuidad de su proyecto cinematográfico. Ya habían vuelto Spiderman y J. Jonah Jameson, pero faltaba el regreso para cerrar el círculo que involuntariamente había abierto allá por 2003.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.