Funcinema

Recapitulación de The walking dead: Ghosts

Por Rodrigo Seijas

(@funcinemamdq)

ATENCIÓN: SPOILERS

En las últimas temporadas, The walking dead, en lo que refiere a muchos de sus personajes, parece estar repitiendo conflictos, redundando dilemas que lucen un tanto agotados, a pesar de los cambios de circunstancias y antagonistas. Sin embargo, de vez en cuando consigue encontrar espacios novedosos, que renuevan su vitalidad. Ghosts es uno de esos momentos donde la serie parece recobrar algo de antigua vitalidad, haciendo avanzar los conflictos pero también encontrando nuevas capas de sentido en sus protagonistas.

Ya el arranque promete algo distinto, a partir de cómo la enumeración de las horas que van pasando desde que comienzan a llegar las hordas de zombies le otorgan un peso temporal casi palpable a la narración. Pero ese es el punto de partida para indagar en los traumas y angustias que aquejan a diversos personajes, en los miedos y paranoias que van creciendo entre ellos frente a un enemigo que empieza a lucir aún más todopoderoso que los Salvadores. Ahí tenemos, por ejemplo, el cruce de Michonne con una habitante de Alexandria que reclama venganza pero sin un plan que respalde sus deseos; los ataques de pánico que empiezan a ser cada vez frecuentes en Siddiq, restringiéndolo en su labor; y la reticencia de Aaron a trabajar con Negan, con Gabriel resolviendo ese dilema de manera tajante, con una orden directa y sin margen para discutir.

Sin dudas, el eje de la tensión que atraviesa a Ghosts está en ese encuentro con Alpha y sus Susurradores en la frontera marcada por las estacas, que recuerdan a la masacre hacia el final de la temporada previa, en el episodio The calm before. La villana se maneja con un nivel particular de impunidad y hasta revanchismo, reclamando una mayor extensión de terreno pero exhibiendo un poder que sustenta sus demandas, dejando en claro que ya habían sido tres las veces que sus enemigos habían cruzado la frontera. Aunque claro, en verdad su objetivo es Carol, porque la rivalidad que han ido desarrollando es indudablemente maternal: “de madre a madre”, le dice Alpha a Carol, cuando acepta “perdonarla”, en un gesto que es tanto de respeto como de desprecio.

Sin embargo, lo más atractivo de Ghosts viene por el lado de cómo se propone un retorno a las raíces más terroríficas del subgénero de zombies, apostando esencialmente a lo fantasmal, lo desestabilizador, alucinante y hasta inexplicable. Por un lado, con Aaron, que tras una discusión con Negan y el ataque de unos caminantes queda medio ciego, a merced de lo que quiera hacer el ex líder de los Salvadores, que se toma su tiempo para finalmente ayudarlo e incluso cuidarlo. Por otro, con el discurrir de una Carol que elige no dormir para no tener pesadillas pero que aún así no puede evitar ver imágenes aterradoras y que se mueven en el terreno resbaladizo donde la realidad se encuentra con la fantasía. La alucinación que tiene con la tapa de un libro, donde se ve en el olvidado rol de ama de casa, pero rodeada de todos sus hijos (biológicos y adoptados) muertos, es particularmente inquietante y lograda. A eso hay que sumarle la secuencia donde termina colgada de una cuerda, herida y sin saber si los Susurradores a los que creyó ver eran reales o solo producto de su agotamiento.

Ghosts va completando ese panorama de angustias y mentalidades al borde del colapso con la confesión sentida y sincera de Eugene, haciéndose cargo de sus ilusiones rotas con Rosita (que le agregan una inesperada pátina de humanidad a un personaje que suele promover el distanciamiento); Siddiq asumiendo que le está costando superar los traumas del pasado a partir de la conversación que tiene con su asistente Dante; y con el plano final, donde queda claro que las acciones de los Susurradores no eran pura imaginación de Carol. Ese cierre le quita algo de impacto a lo previamente visto –es una salida un poco facilista, que evita quitarle autoridad a Carol-, aunque igualmente Ghosts es un capítulo potente, que pone a la nueva temporada de The walking dead en otro  lugar, que promete ser más productivo y atractivo.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.