Funcinema

Bad Santa 2

Título original: Idem
Origen: EE.UU.
Dirección: Mark Waters
Guión: Johnny Rosenthal, Shauna Cross
Intérpretes: Billy Bob Thornton, Kathy Bates, Tony Cox, Christina Hendricks, Brett Kelly, Ryan Hansen, Jenny Zigrino, Jeff Skowron, Cristina Rosato, Mike Starr, Octavia Spencer, Ranee Lee, Selah Victor
Fotografía: Theo van de Sande
Montaje: Travis Sittard
Música: Lyle Workman
Duración: 92 minutos
Año: 2016


7 puntos


INCORRECCION NAVIDEÑA

Por Mex Faliero

(@mexfaliero)

La crítica norteamericana tiene algunos problemas para pensar su propio cine (así como suele comerse sapos que llegan desde el extranjero), especialmente aquella que tiene un ojo puesto en la industria y analiza todo desde ese lugar. Una demostración empírica son los premios Razzie, que muchas veces fustigan películas que más que fracasos artísticos son fracasos comerciales. En 2016 una de las víctimas más notables fue Bad Santa 2 (tiene un 38% en Metascore y un 23% en Rotten Tomatoes), secuela de una muy celebrada comedia indie de 2003 (aquí titulada Un Santa no tan santo), que si bien no está a la altura de su predecesora, mantiene mucho de su encanto, y fundamentalmente mucho de lo que hacía particulares a sus personajes: cierta sordidez y negrura, y un pesimismo a prueba de balas.

El film de 2003 tenía algunos nombres que permiten ver el por qué de su efectividad: en la dirección estaba Terry Zwigoff, un tipo alejado de cualquier convención o que si caía en la convención era para subvertirla, y en el guión Glenn Ficarra y John Requa, especialistas en personajes deformes que luego demostrarían su talento en la dirección en películas como I love you Philip Morris o Loco y estúpido amor. Un Santa no tan santo jugaba con el espíritu del relato navideño y con la iconografía de esa celebración, para destrozar todos sus lugares comunes con la fuerza de un grupo de personajes marginales que aún así mantenían una cuota de humanidad. La secuela lo que hace es estirar los límites de estas criaturas, demostrar que el paso del tiempo no necesariamente las ha mejorado y que el mundo sigue siendo la misma mierda que siempre. Usted se preguntará -con razón- si es necesario este grado de sinceridad en una película, pero lo cierto es que el retrato resulta tan divertido que a uno poco le importa y tolera todo con espíritu lúdico.

Bad Santa 2 trabaja nuevamente la cuerda del cuento navideño sin moraleja, explota la veta iconográfica con el Willie de Billy Bob Thornton calzándose el traje de Santa y el Marcus de Tony Cox calzándose el de duende, y con el deforme Thurman Merman de Brett Kelly ahora crecido y sin mocos pero igualmente border. El objetivo ahora es robarse la recaudación de una beneficencia, lo que profundiza el costado amoral del asunto, y la que se suma es la madre de Willie, interpretada con absoluto desparpajo por Kathy Bates, que suma otra mamá terrible a su galería (recordemos la de El aguador, con Adam Sandler). La diferencia sustancial aquí es que la dirección corresponde a Mark Waters, quien recupera por momentos el timing cómico de esas dos joyas Un viernes de locos y Chicas pesadas. Es cierto que Waters no es Zwigoff, y que lo suyo es mucho menos sofisticado. Pero Bad Santa 2 aporta una dosis enorme de humor incorrecto y diálogos aberrantes, casi imposibles de tragar por el mainstream hollywoodense actual, y es una película que nunca condena a sus personajes a pesar de determinar límites bien específicos donde Bates es la cima de un muestrario chocante, incluso para el mismísimo Willie.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.