Funcinema

Recapitulación de Better call Saul: Breaking Bad

Por Mex Faliero

(@mexfaliero)

NdR: Este texto contiene spoilers.

Este era el episodio que todos esperaban. Vince Gilligan y Peter Gould no quisieron jugar mucho más con la ansiedad de los espectadores y el episodio se tituló directamente Breaking bad. Por lo tanto, ahí los tenemos a Bryan Cranston y Aaron Paul jugando nuevamente a Walter y Jesse, el profesor y el alumno, los máximos narcos de Alburquerque y una de las duplas más celebradas de la historia de la televisión. Que ellos volvían no era un secreto, pero restaba ver de qué forma lo harían, si la presencia estaba justificada narrativamente o era solamente un gesto para los fans. Y hay que reconocer que esta gente es muy prolija y que nada se queda la mera celebración de la histeria del fanservice. Breaking bad es un episodio que se espeja en Nippy: si la semana pasada descubrimos en qué andaba Jimmy/Saul/Gene (Bob Odenkirk) y la experiencia fue más lúdica que traumática, en este capítulo dirigido por Thomas Schnauz la cosa se pone más grave. No es solo un más de lo mismo, sino un más que por acumulación tiene sus consecuencias. Y el recuerdo de Walter y Jimmy (que rompe con el color la pátina blanco y negro del presente) es en verdad un viaje fantasmal y en paralelo entre el pasado y el presente, para ver en qué momento Jimmy se quebró definitivamente y cómo puede llegar a tropezar con la misma piedra. Está claro que para Jimmy/Saul la abúlica vida en Omaha es insoportable y la fascinación por la trampa y el delito lo ponen siempre al límite. El día que el abogado conoció a Walter y Jesse, algo empezó a romperse dice la serie. Y ahora esos recuerdos lo asaltan para darse cuenta que por más que quiera huir, le resulta imposible. Mucho más cuando su antigua secretaria Francesca (Tina Parker) le comenta que charló por teléfono con Kim (Rhea Seehorn) y que preguntó por él. Como le dijo la abogada capítulos atrás (aunque en la historia son años), juntos son veneno, y la sola mención de su presencia hace que los bordes vuelvan a quebrarse para Saul como el vidrio que hace añicos en el último plano. Gran capítulo de Better call Saul que a falta de dos, nos parece indicar que habrá reencuentro con Kim pero que las cosas pueden terminar peor de lo que imaginamos.


Si disfrutás los contenidos de Funcinema, nos gustaría tu colaboración con un Cafecito para sostener este espacio de periodismo independiente:
Invitame un café en cafecito.app

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.