Funcinema

DC Liga de Súper-Mascotas

Título original: DC League of Super-Pets
Origen: EE.UU.
Dirección: Jared Stern, Sam Levine
Guión: Jared Stern, John Whittington
Voces originales: Dwayne Johnson, Kevin Hart, Kate McKinnon, John Krasinski, Vanessa Bayer, Natasha Lyonne, Diego Luna, Marc Maron, Keanu Reeves, Thomas Middleditch, Ben Schwartz, Olivia Wilde, Maya Erskine, Yvette Nicole
Diseño de producción: Kim Taylor
Montaje: David Egan, Jhoanne Reyes
Música: Steve Jablonsky
Duración: 106 minutos
Año: 2022


7 puntos


UN NUEVO CAMINO PARA EL SUPERHÉROE

Por Mex Faliero

(@mexfaliero)

Entre tanta producción con la temática de superhéroes, un subgénero que en una década y media (si tomamos en cuenta Iron-Man como el inicio de esta nueva generación de películas) parece haber agotado todas sus posibilidades, lo de DC Liga de las Súper-Mascotas representa un camino y una posibilidad más que estimulante. Y no solo para el subgénero, sino además para la propia DC, que en su colaboración con Warner ha sufrido un fracaso artístico de lo más sonoro. DC Liga de las Súper-Mascotas es un film animado y una comedia, dos variables que para DC-Warner han sido una escapatoria de lo más feliz: LEGO Batman y Jóvenes Titanes en acción! La película fueron derivados muy interesantes. Y aunque este film de Jared Stern está un poco lejos de ambas propuestas, toma un poco de aquí y de allá, es decir relectura de los personajes, parodia, autoconsciencia y una forma de acercarse a lo súper-heroico por otros medios.

El éxito de DC Liga de Súper-Mascotas es más válido, incluso, si ponemos en la balanza el hecho de que se supera a una animación lejos de los estándares del Hollywood actual y a un diseño de personajes un poco tosco.  Con esos atenuantes, el film de Stern se constituye como un relato de iniciación pero también de repensar el lugar del superhéroe. Esto se da a partir del protagonismo de Krypto, el perro de Superman al que los celos lo llevan a perder a su dueño, y de la pandilla de animales en adopción que adquieren poderes especiales a partir de un accidente generado por un conejillo de india amante de Lex Luthor y con espíritu de venganza. Lo que hace la película a partir de la inclusión de Krypto es pensar un poco ese lugar de soledad en el que se manejan los superhéroes, y cómo la mirada perruna hace del compañerismo y la lealtad valores indispensables en la construcción del héroe.

Aunque todo esto no sería un poco más de lo mismo, si la película no fuera decididamente graciosa y ligera, incluso con un par de secuencias emotivas que se sostienen sobre los vínculos de los personajes. DC Liga de Súper-Mascotas cuenta con una galería de personajes tan variada como divertida (incluso en aquellos personajes que son de un solo chiste), y con representaciones muy ocurrentes de personajes míticos como Batman o Superman, que se debaten un poco entre el narcisismo y los problemas de sociabilidad. Claro que podríamos exigirle a la película un poco más de locura, ya que a diferencia de las citadas LEGO Batman o Jóvenes Titanes en acción! luce un poco más apegada al universo DC o con un control que le quita vuelo. Pero si pensamos el exceso ombliguista en el que las películas de superhéroes parecen haber ingresado, girando invariablemente sobre sí mismas, esta producción animada es una amable y ligera aproximación a un universo con múltiples variables a explotar y que, lamentablemente, el mercado a veces no permite. En el caso de DC-Warner, es una salida más que atendible a sus barrocas y solemnes producciones.


Si disfrutás los contenidos de Funcinema, nos gustaría tu colaboración con un Cafecito para sostener este espacio de periodismo independiente:
Invitame un café en cafecito.app

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.