Funcinema

Recapitulación de Only murders in the building: The tell

Por Mex Faliero

(@mexfaliero)

NdR: Este texto contiene spoilers.

Como todas las semanas, salvo contadas excepciones como los dos primeros episodios de esta segunda temporada, Only murders in the building es ese remanso en el que descansamos de los agobios diarios y nos dejamos llevar. Y esta semana fue otra vez ese caso, con The tell, un episodio que mantuvo el nivel de comicidad y misterio, con una trama que se va enredando cada vez más. Por suerte los que no se enredan son los guionistas, que cuando no quieren tensar la cuerda de la tragedia tienen talento para apostar por lo lúdico de esta historia divertida en su carácter demodé: de hecho el diálogo en el que Mabel (Selena Gomez) rebela ante Charles (Steve Martin) y Oliver (Martin Short) su relación lésbica con Alice (Cara Delevingne), es un gran chiste en el que la serie se anima a evidenciar el cruce de generaciones que la construyen y de tiempos que la atraviesan como raro artefacto audiovisual del presente. De hecho, las nociones de lo viejo y lo nuevo es uno de los territorios que mejor pisa esta comedia policial. The tell, dirigido por Cherien Dabis, hizo hincapié en la figura de Oliver, pero a través de la voz en off de su hijo Will (Ryan Broussard), quien de alguna manera desarmó la figura de su padre como alguien sagaz, capaz de intuir lo que sucede. Ese elemento fue integrado de forma lúdica, con un juego como el recordado Clue. Y todo terminó desembocando en un drama acerca de paternidades confusas, que parece ser el gran tema de esta temporada. Es posible que todo lleve a conocer un poco más del pasado de Mabel, que luce bastante trágico. Y si es por conocer, conocimos un poco más de la artista Alice, que sí es lo farsante que imaginamos aunque tal vez en otro registro menos criminal. Only murders in the building es de una levedad que se agradece y de una comicidad que está las más de las veces afilada. The tell fue otro episodio en el que esta producción de Hulu (aquí se ve por Star+) evidenció además su carácter autoconsciente respecto de su valor audiovisual: “me gusta que Mabel salga con una chica, eso es muy progresista” tira uno de los fanáticos del podcast de Charles, Oliver y Mabel en ese constante diálogo que la serie tiene con el afuera, pero con el timing suficiente como para no volverse demasiado cínica ni excesivamente posmoderna. Ese control de sus propios registros es lo que la vuelve irresistible y, también como en este capítulo, la que hace evidente su habilidad para enroscar la trama a límites insospechados.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.