Funcinema

Amor de calendario

Título original: Holidate
Origen: EE.UU. 
Dirección: John Whitesell
Guión: Tiffany Paulsen
Intérpretes: Emma Roberts, Luke Bracey, Kristin Chenoweth, Frances Fisher, Andrew Bachelor, Jessica Capshaw, Manish Dayal, Alex Moffat, Cinthy Wu, Jake Manley, Julien Marlon Samani, Nicola Peltz, Savannah Reina, Olivia H. Hunt, Dan Lauria, Aimee Carrero, Meeghan Holaway, Carlos Lacamara, Mikaela Hoover, Carl McDowell, Briana Starks
Fotografía: Shane Hurlbut
Montaje: Emma E. Hickox
Música: Dan The Automator 
Duración: 103 minutos
Año: 2020


3 puntos


COPY-PASTE DE LA COMEDIA ROMÁNTICA

Por Rodrigo Seijas

(@funcinemamdq)

Hay una sensación constante que atraviesa cada minuto de Amor de calendario y que podría resumirse en la siguiente frase: esto ya se vio muchas veces y mucho mejor. Es que esta comedia romántica de Netflix atraviesa todos los lugares comunes del género, pero evidenciando al mismo tiempo un desconocimiento absoluto de su esencia. Como si los realizadores pensaran que todo se trata de una especie de ejercicio de copiar y pegar donde se deben distribuir elementos a lo largo del relato sin comprenderlos realmente.

El film se centra en Sloane (Emma Roberts) y Jack (Luke Bracey), quienes, hartos de atravesar el calvario de ser los eternos solteros en las fechas festivas, acuerdan ser mutuos acompañantes en sus fiestas respectivas, aunque sin compromiso romántico. Sin embargo, ese vínculo platónico, ciertamente amistoso pero también utilitario, empieza progresivamente a cambiar a medida que pasa el tiempo, llegando a alcanzar lo sentimental, lo cual obviamente complica las cosas. Si ese planteo inicial es entre antojadizo y repetido, un guión y una puesta en escena podrían haberlo llevado a buen puerto. Sin embargo, nada de eso aparece en Amor de calendario: la guionista Tiffany Paulsen pareciera pensar que los chistes solo funcionan desde la cantidad y no la calidad; y el director John Whitesell (cuyos antecedentes incluyen las dos secuelas de Mi abuela es un peligro) que todo debe ser a los gritos.

En ese ejercicio de acumulación que es Amor de calendario, vemos desfilar casi todas las convenciones esperables: la protagonista que aún no puede recuperarse del abandono de su ex pareja y que procura disfrazar eso con una máscara (tenue) de cinismo; el protagonista con facilidad para conseguir chicas pero que rehúye el compromiso; las familias algo disfuncionales pero supuestamente queribles, más los amigos chistosos, para tratar de desplegar varios personajes de reparto y subtramas románticas; las festividades como escenarios de conflicto y/o acercamiento; los enredos amorosos; chistes de pretendido humor negro; las declaraciones de amor; y un largo etcétera. Todo está ahí, como en un compilado, pero de cuarta categoría, porque el timing para la comedia es casi nulo -y cuando acierta, como en el chiste sobre la quimioterapia, luego la arruina a través de la repetición inadecuada- y no hay una verdadera preocupación por construir un romance atrayente. Es que todos y cada uno de los personajes de la película -y principalmente Sloane y Jackson- son envases sobre los que se vuelca un discurso entre banal y conservador, donde la lección (predecible, por cierto) es que lo único que vale es tener una vida en pareja, y si no cumplís con ese mandato, es porque seguro que algo hiciste algo mal.

Todo eso lleva a decisiones entre cuestionables y arbitrarias -hay una subtrama con un engaño que se deja de lado apenas segundos después de ser planteada-, además de quitar todo lucimiento posible a los personajes, con énfasis en Roberts y Bracey: la primera, que ha mostrado talento previamente, luce totalmente perdida en un rol que desperdicia sus habilidades; el segundo, que tiene recursos interpretativos limitados, muestra que no está hecho para la comedia romántica. Lo último podría decirse también de Amor de calendario: no está hecha para el género al que supuestamente pertenece, no tiene romance ni comicidad, y solo agota aún más a los recursos gastados a los que recurre.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.