Funcinema

Klaus

Título original: Idem
Origen: España / Inglaterra
Dirección: Sergio Pablos, Carlos Martínez López
Guión: Sergio Pablos, Jim Mahoney, Zach Lewis
Voces originales: Jason Schwartzman, J.K. Simmons, Rashida Jones, Will Sasso, Neda Margrethe Labba, Sergio Pablos, Norm MacDonald, Joan Cusack, Evan Agos, Sky Alexis, Jaeden Bettencourt, Teddy Blum, Mila Brener
Diseño de producción: Szymon Biernacki, Marcin Jakubowski
Montaje: Pablo García Revert
Música: Alfonso G. Aguilar
Duración: 96 minutos
Año: 2019


7 puntos


ACTUALIZANDO VIEJOS MITOS

Por Mex Faliero

(@mexfaliero)

En la realidad que construye Klaus, el film animado dirigido por Sergio Pablos, el correo es una suerte de servicio militar. Como tal, cuenta con una disciplina y un entrenamiento a los que Jesper, joven hedonista e hijo del jefe máximo de la institución, no parece prestarle demasiada atención. Sin embargo en el mundo estricto que dirige su padre no hay lugar para su conducta. Por eso, y con el fin de hacerlo madurar y volverlo un hombre responsable,  se le encomienda una tarea para la que nadie parece estar dispuesto: ser el jefe del correo del lejano pueblo de Smeerensburg . El viaje para Jesper, entonces, tendrá la cualidad de cuento moral y la experiencia será un autodescubrimiento. Y no podía ser menos cuando estamos en el terreno de la fábula navideña. Es que el joven amante de la buena vida y las sábanas de seda termina cruzándose allí con un hombre gigante, de cabello y bigote canoso, que no puede ser otro que Papá Noel.

Pero antes de llegar a eso y aplicar las reglas del espíritu navideño, Klaus decide construir un relato que tiene algunas decisiones estéticas llamativas y la vuelven un producto singular. La llegada de Jesper a Smeerensburg tiene elementos de western, con el desconocido en territorio inhóspito, pero también con una textura que hace recordar a las películas de Tim Burton. Smeerensburg es un pueblo nevado y abandonado, una distopía gótica comandada por dos familias que se juran odio perpetuo y que condenan a los habitantes a la más pura brutalidad: de hecho, una campana en el centro del lugar determina cuándo es momento de refriega callejera. Y como en Pandillas de Nueva York, los Ellingboe y los Krum se reparten piñas y demás golpes sin parar. En esos pasajes, la película de Pablos exhibe cierto grado de locura (que por suerte está alejada del cálculo), algo que progresivamente comienza a desaparecer a medida que Jesper va conectando con la comunidad y su relación con el leñador Klaus va construyendo una suerte de reescritura del mito navideño.

Es que en Klaus la Navidad existe, pero no el hábito de darse regalos, mucho menos la presencia de Santa Claus. Ese es el mito que reconstruye la película, a veces de manera lograda (como cuando se forma la leyenda de los renos voladores) y otras de manera más perezosa (cuando se define la risa de Klaus). Pero alrededor de esos mitos, hay una mirada materialista interesante y que la película no disimula: para Jesper el pedido y la entrega de regalos es una solución a su conflicto; es que recién podrá volver a la ciudad cuando entregue 6000 cartas. Y para tal objetivo se aprovecha del mismo ánimo interesado de los niños: se portan bien porque, a cambio, llega un regalo. Claro que ese espíritu materialista será reemplazado, luego, por un espíritu navideño, en una concesión más que comprensible: que en definitiva estamos en el territorio del cine animado mainstream y no hay mucho margen para la subversión. De todos modos, Klaus pone en primer plano la necesidad de la gente a ser educada y de la infancia como generadora del cambio social. Y Jesper, como el George Bailey de Qué bello es vivir (o como cualquier personaje de Sandler de la primera etapa), descubrirá la bondad en el mundo y su objetivo en la vida.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.