Funcinema

UNCIPAR 2018: clima dispar y un poco de cineasta-centrismo

Por Melody San Luis

(@SanLuisMelisa)

El 40° Festival UNCIPAR se presentó con una variedad de cortos bastante dispar, algo así como fue variando el clima en este fin de semana en la ciudad costera de Pinamar. Mientras que encontramos algunas propuestas acertadas, otras parecen apostar al golpe bajo como recurso para movilizar al espectador. La falta de público por fuera del círculo de cineastas y de la prensa es un problema que tiñe al encuentro, pero que aparece como un dato anecdótico. En sintonía con esto, se presentó el film Máquina de café, donde se logran parodiar los modos de contar de los documentales tendenciosos de televisión (voz en off, iluminación, imágenes y videos de archivo), que genera humor pero no se puede dejar de notar cómo queda encerrado en una temática de un pequeño grupo de personas del ambiente del cine.

La muerte fue una temática recurrente en varios cortos de la Competencia Nacional. Entre ellos Muerte, no seas mujer, en el que son trabajados el morbo y los tabúes en un cementerio de personas no identificadas. Frente a la llegada de un cadáver femenino al lugar, aparecen las miradas sobre el cuerpo y algunos pensamientos perturbados en uno de los protagonistas. La herramienta que utiliza el film es la representación de lo que imagina aquel hombre, que está supeditado a aguardar junto a la muerta mientras esperan que deje de llover para enterrarlo. Es posible notar algunos detalles con respecto a la filmación del cadáver, pero en general es interesante.

Con un estilo distinto, El hundimiento del Titanic plantea desde el humor una vuelta a las películas románticas con cinco protagonistas con personalidades especiales. Explota la caracterización de sus personajes que entablan diálogos haciendo referencia a clichés. La percepción de sus propias limitaciones y la burla de eso es su principal fuerte. Desde la Competencia Internacional, Ulises es un corto español que también se enfoca en el personaje, en este caso él y sus variaciones. En su estadía en un hotel lo vemos subir y bajar con seis disfraces distintos. El humor está dado por los juegos que propone un hombre solitario para pasar el tiempo, armando y desarmando sus fantasías.

Selva, al igual que La de Messi, son cortos que tienen algunos logros pero que presentan problemas. El primero desarrolla una muy buena escena con una niña bailando, en la que se luce con total naturalidad, pero varias de las secuencias parecen extenderse demasiado. Por su parte La de Messi se desarrolla correctamente, e incluso tiene momentos muy bien logrados como el abrazo final de los hermanos. Sin embargo, no deja de llamar la atención cómo desde lo argumentativo parece recaer en un personaje estereotipado del padre de una familia pobre, a quien se lo presenta como alguien que explota a sus hijos (mandándolos a trabajar), que ejerce abuso de poder sobre los demás integrantes de la familia, es alcohólico y no trabaja.

La amistad y la “pandilla” de amigos aparece en Silencio siesta, narrando cómo unos niños se escapan durante las tardes para poder salir a explorar. La fantasía aparece de la mano de los rituales de estos chicos, un hecho que parece relatar de una manera muy bella el sentido de pertenencia y las propias reglas de la edad.

En animación tenemos la propuesta francesa Pépe le morse, en la que una familia se despide de su abuelo. En esta playa a la que llegan, se desarrollan los lazos afectivos y el dolor desde los caprichos de cada uno de los integrantes para sobrellevar su perdida. Las salidas embarazosas son el puntapié para generar una ruptura en los momentos nostálgicos. En lo nacional también aparece Una carta de Leticia, en donde se juega con el contraste de mostrar la narración del escrito de una niña, con una animación que simula los dibujos de una preescolar, frente al posterior relato, en pantalla negra, de su desaparición en la última dictadura cívico-militar. El impacto en el modo de narración es un recurso que resignifica la primera parte y le brinda un valor más relevante.

Los cortos también nos invitan a conocer otras realidades y culturas como es el caso de La familia de la vejiga. Este es un film que aporta un dato curioso como lo es una fiesta popular en Costa Rica en la que tradicionalmente las vejigas son infladas y usadas para jugar a golpear a quienes participan del evento. La fotografía de unos chicos con caretas diabólicas y las vejigas en las manos, al estilo bombuchas con agua, genera cierta tensión.

Los inmigrantes que viajan hacia Estados Unidos con esperanzas de un mejor futuro es una temática que ya se ha trabajado bastante, pero que en La unidad de los pájaros vuelve a tomar relevancia por la cercanía de las entrevistas. Los relatos son interesantes y mantienen un clima intimista.

Todas mis lolas es una producción que llama la atención por diferentes aspectos. Hay una belleza estética en cada una de las escenas dada por los colores y la distribución de los elementos. Marca, a su vez, los planteos internos de una joven desde diferentes recursos que le generan mucha fuerza. Es al final cuando se realiza el desdoblamiento de la joven, pero ya desde los primeros momentos todos los recursos empiezan a formar esta idea de contradicciones propias. Por un lado, se simula a un juego de consola, con la presencia de diferentes cuadros dando datos de descripción, estado y tareas por realizar, ya generando un distanciamiento entre la protagonista y sus intenciones. Por el otro, está el aspecto de la madre apareciendo en los lugares más insólitos repitiéndole una y otra vez sus percepciones sobre la vida que lleva.

En Ovum vemos una característica que se repitió en varios de los cortos, aunque aquí de forma más lograda. El film centra su atención en una atractiva propuesta visual mostrando la aparición de una sirena salida de un huevo, en una puesta en escena muy prolija al igual que el corto en general. Sin embargo, se descuida la construcción del personaje principal y es así como no llega a tener tanta relevancia su desenlace.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.