Funcinema

San Sebastián hará una retrospectiva de Cooper y Schoedsack

Cooper y SchoedsackLa 63ª edición del Festival de Cine de San Sebastián dedicará una retrospectiva a los directores Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack, reconocidos durante generaciones por ser los artífices de la emblemática King Kong y por formar una de las parejas creativas más estimulantes de la historia de Hollywood.

Según ha informado hoy el certamen donostiarra en un comunicado, esta retrospectiva, organizada en colaboración con Filmoteca Española, recuperará la obra de estos dos realizadores, autores de destacados films en la era clásica del cine estadounidense.

Pese a ser mundialmente reconocidos por ser los directores de la emblemática King Kong (1933), el aporte de Cooper y Schoedsack al cine fantástico no se reduce a esta obra maestra. También ofrecieron otros registros igual de atractivos en títulos como The Most Dangerous Game (1932) y Dr. Cyclops (1940).

Cooper fue piloto de bombardero durante la Primera Guerra Mundial, estuvo prisionero en un campo alemán, participó en un escuadrón voluntario durante el posterior conflicto entre Polonia y la Unión Soviética y repitió, en calidad de coronel de las fuerzas aéreas estadounidenses, durante la Segunda Guerra Mundial.

Schoedsack también combatió en la primera contienda, pero como miembro de Signal Corps, la unidad de información del ejército, realizó diversos trabajos periodísticos y empezó en la industria del cine como cámara en la Keystone Pictures de Mack Sennett.

Aventureros innatos ambos, participaron en varias expediciones antropológicas en calidad de operadores de cámara, y de ahí surgió su pasión por el cine documental, dentro del cual dirigieron juntos dos piezas maestras del género: Grass (1925) y Chang (1927).

Pese a que realizaron después películas fantásticas, dramas, de aventuras y de misterio, en su cine de ficción siempre estuvo muy presente el aprendizaje documental.

La reunión entre ambos directores funcionó a pleno rendimiento durante la década de los años treinta, formando equipo con la guionista Ruth Rose, quien contrajo matrimonio con Schoedsack.

Los tres pusieron en marcha películas de diversos géneros, que Cooper producía y Schoedsack dirigía en solitario o en colaboración, entre ellas films de misterio como The Monkey’s Paw (1933) y Blind Adventure (1933); relatos de aventuras como Trouble in Morocco (1937) y Outlaws of the Orient (1937); una adaptación de la popular novela de Bulwer-Lytton The Last Days of Pompeii (1935), e incluso comedias dramáticas como Long Lost Father (1934), protagonizada por John Barrymore.

Esta retrospectiva del Festival de Cine de San Sebastián, dedicada a los trabajos de ambos como directores, tanto juntos como de Schoedsack en solitario, se complementará con la publicación de un libro sobre ambos cineastas.

(Fuente: Yahoo)

Comentarios

comentarios

Comments are closed.