Funcinema

BERLIN 2014: Resnais y su constelación de estrellas del cine galo

Aimer, boire et chanter, es la inmersión en el teatro de un maestro que ya no tiene que demostrar nada en el cine -Alain Resnais-, al frente de una constelación de rostros habituales del cine francés -como Sabine Azéma y André Dussoller-, casi tan veteranos como el director. Resnais debería haber sido el plato fuerte de la jornada a competición, pero su película dejó en el festival la sensación de estar asistiendo a algún tipo de evento especialmente orientado para la tercera edad. La historia en torno a tres matrimonios ya maduros, de pronto reagrupados ante la muerte aparentemente inminente de un séptimo personaje adoptó aires de comedia «de toda la vida», desde un formato de teatro filmado que acaba pesando sobre la película.

skarsgard-Stellan Skarsgard regresó al festival con uno de sus directores de cabecera, Hans Petter Moland, en Kraftidioten, un film que parece que querer crear un nuevo género -el western polar- y que recuerda sin disimulos el estilo de los hermanos Ethan y Joel Coen o Quentin Tarrantino. «No hay nada divertido en la muerte. Pero aquí, en el cine, funciona. Y si funciona en películas de EE.UU. por qué no va hacerlo en el Polo Norte», afirmó Bruno Ganz, compañero de reparto de Skarsgard, quien como el resto del equipo de Moland sólo tenía una palabra para definir sus recuerdos del rodaje: «frío, mucho frío». Kraftidioten discurre entre hermosos paisajes helados y toneladas de nieve, alrededor del encargado de las poderosas máquinas quitanieve, que de ciudadano ejemplar pasa a vengativo padre del hijo asesinado. El film escandinavo refrescó una Berlinale necesitada de humor.

china-El realizador chino Lou Ye presentó un film a ratos poético, a ratos terriblemente duro, que coloca al espectador en un salón de masajes, cuyo jefe y masajistas son ciegos o semiciegos y en cuyo elenco se alternan asimismo actores videntes con invidentes. Tui Na arranca con un joven rasgándose la yugular y casi desangrándose, tras conocer que su ceguera no será pasajera, sino irreversible. Lou Ye trabajó con algunos actores que no interpretan el papel de invidentes, sino que lo son, lo que, le «ayudó a trasladar al cine sentimientos como la desesperación de un ciego enamorado por saber qué es la belleza y por qué ésta forma parte del amor». Su película indaga en la ceguera en sus múltiples grados desde una técnica que roza lo experimental y en un tono que quiere ser «esperanzador», explicó Lou, sea cual sea la situación del personaje.

brosnan-«Hacer de James Bond fue un regalo, una oportunidad única, que me abrió las puertas para hacer carrera a escala internacional. Amo este trabajo y por eso festejo cada papel que he hecho antes o después del 007», apuntó Pierce Brosnan, presente en ese festival al frente a la película A long way down, exhibida en Berlinale Special. «La fama viene y se va. Dicen que es una trampa, pero no resulta tan fácil caer en ella», añadió el actor, quien compareció ante los medios junto al director del film, Pascal Chameil, y su compañera de reparto Toni Collette, entre otros miembros del equipo. Basada en el bestseller del mismo título de Nick Hornsny, A long way down presenta a un cuarteto de personajes cansados de vivir, la noche de Fin de Año, sobre el tejado de un edificio de Londres. Lanzarse o no lanzarse al vacío, es la pregunta común a esos personajes -que no comparten edad, condición social ni problemas- y que pactarán «aguantar» juntos hasta San Valentín antes de decidir si dan o no el paso sin retorno.

cave-De negro riguroso como el resto del equipo Nick Cave participó de la presentación del documental 20.000 Days on Earth, un exhaustivo retrato del poeta y músico australiano, incluido en la sección Panorama. A Cave se le presenta en el documental, dirigido por la pareja de cineastas formada por Jane Pollard y Ian Forsythe, como un individuo poético y a la vez irónico, muy en el papel de iconoclasta corrosivo pero a la vez tranquilo con que se identifica al músico australiano. El documental sigue a su personaje mezclando esas imágenes con documentos, fotos, imágenes de archivo y algunos comentarios de invitados de lujo, como la cantante Kylie Minogue. «No sabría si comparar el film con un diván de psicoanálisis. Lo mejor es que vayan a verla, quienes no lo hicieron aún, y examinen ahí lo que cuento de mi infancia, por ejemplo», apuntó el músico.

(Fuente: Yahoo)

Comentarios

comentarios

Comments are closed.