Funcinema

11° TRIMARCHI: el diseño era una fiesta

Por Julieta Paladino // fotos: David Pafundi

Algunos dicen que las cosas buenas siempre tienen un final pero por suerte, en el caso del TRImarchi DG, algunas vuelven todos los años. De la mejor manera terminaron estos tres días a puro arte, música y diseño y, todos los que tuvimos la oportunidad de estar ahí y vivirla en vivo y en directo, hemos concluido tan cargados de ideas, fuentes de inspiración y consejos de los más grandes de todo el mundo que vamos a tardar quizás algunos meses para terminar de incorporar tanta información.

Aunque las fiestas del fin de semana del Buenas Noches TRImarchi lograron desvelar a más de uno, nadie quería perderse el último día de este evento increíble y jóvenes de toda Latinoamérica y del mundo se dirigieron una vez más a las instalaciones del Polideportivo para comenzar la tarde de conferencias de la mano de Inderrumbable. Se trata de un proyecto solidario que funciona en el distrito de El Carmen, Perú, donde en el año 2007 un fuerte terremoto destruyó muchas de las paredes de la ciudad. Para infundir mensajes positivos, se ha creado esta serie de acciones que buscan establecer un diálogo entre los pobladores y una serie de artistas que se están encargando de embellecer las paredes de la ciudad con sus obras. Entre los diseñadores y publicitarios promotores de dicho proyecto se destacan Nathan Tavel y Kyle Nielsen. Todos ellos están retratando de alguna manera la historia local o están colaborando en crear señaléticas de negocios más estéticas y en paredes históricas, todo para devolver la alegría al pueblo luego de la tragedia.

Desde México vino la segunda gran cita de la tarde de la mano de Gabriel Martinez Meave, dueño del Estudio Kimera, quien nos sumergió en un primer momento en los dibujos mayas, sus símbolos y estilos de caligrafías. Para estos pueblos hasta las formas mismas de las letras denotaban un significado, nada estaba librado al azar. Además sus libros de codexs ya poseían todos los elementos del diseño editorial actual: diagramación, cuerpo de texto, ilustración. Tristemente muchos de estos manuscritos mayas se destruyeron y muchos otros fueron a parar a bibliotecas europeas privadas. Hoy es prácticamente imposible acceder a estas imágenes.

Además de este profundo análisis arqueológico sobre las antiguas escrituras mexicanas, Meave se ha interesado por otras caligrafías como el chino, el japonés, el árabe, el griego, el armenio, el georgiano, así como también por tipografías callejeras como las de los “changarritos” de México. Esta pasión por las tipografías la fue desarrollando, en un primer momento, casi como un hobby, mientras realizaba sus trabajos de diseño gráfico. Pero, con el transcurso del tiempo y a medida que desarrollaba fuentes con las más variadas inspiraciones, comenzaron a ofrecerle también trabajos de desarrollo tipográfico. A tal punto, que muchas de estas pertenecen hoy a la base de datos de Adobe o han sido usadas por muchas marcas, en los discos y en campañas publicitarias de músicos como Luis Miguel.

Pero como Gabriel ha sido siempre una persona inquieta y un genio creativo, a partir de su trabajo editorial fue conociendo muchos ilustradores de México y se empezó a interesar también por este campo y comenzó él mismo a sumergirse en este tipo de trabajos. Debido a sus excelentes ilustraciones, fue contratado por la marca de cigarrillos Camel para realizar series enteras de cajas de colección inspiradas en las temáticas más diferentes: la música, la historia del arte, las civilizaciones, la arquitectura, los laberintos, países del mundo. Además de esta larga serie de trabajos para la tabacalera, ha realizado ilustraciones para el rediseño de Cornelio, el gallito de los cereales Kellog’s, y una serie de publicidades de colección para la cerveza Corona. La lista de trabajos y clientes es larga y la calidad con la que trabaja es increíble. De hecho, en los últimos tiempos ha también desarrollado ilustraciones fantásticas, en algunos casos dejando plasmados sus propios sueños, muchas de estas para editoriales pero otras también para él mismo. Realmente Meave es una fuente inagotable de ideas y una gran inspiración para todas las mentes inquietas. Al terminar su conferencia, dirigió a todo el público sus palabras de aliento: “la única manera de predecir el futuro es diseñándolo”.

El último diseñador de este año fue otro icono consagrado a nivel internacional, el suizo Niklaus Troxler. Debido a su importancia tanto en la organización de festivales y conciertos de jazz como en la creación de afiches para dichos eventos y sus músicos, Mar del Plata decidió darle la bienvenida a través de la ONG jazzística ICM, que brindaron un breve concierto.

La innovación y el impacto visual siempre caracterizaron los trabajos de Troxler, así como la búsqueda de metáforas visuales a veces relacionadas directa o indirectamente con un mensaje o con algún nombre presente en las gráficas. Entre sus fuentes de inspiración están artistas como Matisse y las obras que este realizó con recortes de papeles. Además, usó en sus trabajos muchas otras técnicas: el dibujo a mano, la serigrafía, el stencil, el dibujo con el mouse, pincel y tinta, el Adobe Illustrator, huellas digitales, tipografías transformadas en ilustraciones y viceversa, disposiciones poco convencionales de los textos, usos poco tradicionales de los márgenes del papel. En pocas palabras: todo lo que podía experimentar, lo probó. Y trabajó para músicos de todo el mundo para quienes fue adaptando sus diseños a partir de los diferentes estilos musicales que estos interpretaban: desde el jazz, el rock, el tango a la electrónica.

Después de este gran aporte, el Polideportivo cerró sus puertas con un concierto acústico de despedida a cargo de las líricas y los mensajes de denuncia y consciencia social de Boom Boom Kid. Fue un momento más que emotivo que concluyó con una canción final de Nekro sin micrófono, en el medio de la gente y acompañado por una guitarrita eléctrica a pilas. ¡Realmente un final mágico y emotivo!

Pero, como la TRImarchi no duerme, la verdadera fiesta se trasladó luego a la discoteca Crobar, donde bailamos todos hasta el amanecer al compás de los mejores DJ y codo a codo con muchos de los diseñadores que nos brindaron sus conferencias en estos días. Así concluye un año más de este gran evento y comenzó para muchos un lunes peculiar, frente al mar y con tantas emociones vividas en los últimos días que tardarán un tiempo en ser asimiladas. Pero, cuando esto suceda, quizás ya falte poco para un nuevo año de TRImarchi y mucho más diseño desde cada rincón del universo.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.