No estás en la home
Funcinema

MAR DEL PLATA 2011: competencia internacional, día 2

Por Mex Faliero


Tyrannosaur, de Paddy Considine / 7 puntos


Peter Mullan interpreta a un borrachín bastante violento, que en menos de diez minutos mata a su perro de una patada, azota a unos jóvenes que lo provocan en un bar, se pelea con unos árabes que tiene una tienda y toma cerveza. Mucha cerveza. El debut en el largometraje de Considine (un actor reconocible del reciente cine británico) es un drama con aristas sociales, pero donde resalta fuertemente el melodrama sórdido, con personajes en el límite de su degradación. El protagonista, cínico, misántropo, pesimista, se cruza con una mujer ultrareligiosa de clase alta, que tras su negocio de caridad esconde una frustrada vida como ama de casa, que incluye violencia familiar: imagínese que el marido golpeador es tan desagradable como Eddie Marsan lo puede -y sabe- ser. Para aceptar Tyrannosaur habrá que dejar pasar algunas exageraciones y excesos dramáticos típicos del cine británico + social + sórdido (hay una escena que sobresale en ese sentido, luminosa, y tiene que ver con un velorio). Y si todo esto se tolera, básicamente, es por la poderosa actuación de Mullan y su personaje, que si bien puede abandonar un poco su hosquedad, y la historia lo redime de alguna manera, su pesimismo es inquebrantable hasta el fin de la película.


Without, de Mark Jackson / 6 puntos


Una joven toma un trabajo como cuidadora de un anciano catatónico, que está postrado en una silla de ruedas, mientras el resto de la familia sale (suponemos que de viaje). Lo que sigue es el retrato de esa convivencia, mientras descubrimos la crisis que ha sufrido la protagonista, vinculada con una relación lésbica que, evidentemente, ha quedado frustrada por algún motivo especial. Hay un trabajo interesante del director, especialmente sobre la incomunicación y también sobre los espacios, y un manejo del sonido que va generando progresiva y sabiamente una atmósfera de film de terror (incluso el film juega a sabotear las expectativas del espectador). En cierto sentido, no sabemos muy bien hacia dónde va Without, ya sea por supresión de información o porque genéricamente nos gambetea hábilmente. Sin embargo, algo comienza a defeccionar sobre el final y tiene que ver con que ese cuentito de misterio y encierro nunca logra imbricarse con la historia personal de la protagonista. Al final, uno no sabe si el abuelo tiene vida nocturna, si hay espíritus o si la mancha que le sale a Joslyn (Joslyn Jensen, estupenda) es metáfora de algo. Y no lo sabe porque, pésimamente, el guión le hace decir al personaje: “la extraño”. Cierre del conflicto y pregunta: ¿para qué los 85 minutos anteriores?


This is not a film, Jafar Panahi / 7 puntos


Bien, por un lado tenemos una circunstancia: sí, Panahi fue condenado por la justicia de su país a no filmar durante 20 años y a pasar 6 en prisión. Por el otro, tenemos una acción/reacción: encerrado en su casa, Panahi ayudado por el documentalista Mojtaba Mirtahmasb filma casi de contrabando una “película”, en verdad, un monólogo del realizador explicando un guión para el que no tuvo el visto bueno del Gobierno y por el otro, reaccionando ante las noticias negativas que le llegan sobre su situación judicial. Por lo tanto, todo esto es como una bola de sensaciones que llevan a la rápida exaltación de genialidad. Siendo concretos, Panahi es lo suficientemente inteligente y lúcido como para no hacer un ejercicio ombliguista y, desde la más prosaica de las situaciones, hacer una película que diga algo sobre su situación y que a la vez, irónicamente desde el título, no se promocione como una película. Hay bastante de reflexión sobre el poder de la imagen y la representación, incluso Panahi sabe qué es aquello que no se debe mostrar: cuando está a punto de quebrarse, se aleja del plano y desaparece. This is not a film tiene momentos intensos, cómicos, y hasta incluso un prodigio de puesta en escena en los últimos diez minutos cuando aparece el conserje del edificio donde vive: si esto fue estudiado o no, no lo sabemos. Sí que es un instante de cine mayúsculo, que indaga incluso en los propios temas y formas ensayados por el realizador en su filmografía. Por lo tanto, y más allá de todo, estamos ante una pieza curiosa, simpática, pero lejos de la obra maestra que algunos han querido ver.

Comentarios

comentarios

1 comment for “MAR DEL PLATA 2011: competencia internacional, día 2