Funcinema

CANNES 2011: Jolie, Dumont, Rampling, Dmytryk y más nombres

Angeline Jolie ya tiene distribuidor para su debut como directora: el debut en la dirección de la actriz Angelina Jolie se titulará In the Land of Blood and Honey, y será distribuido por FilmDistrict. El drama, que estará situado durante la Guerra de Bosnia, se centra en una pareja que trata de mantener viva su relación durante el conflicto acaecido en los años noventa. Se ha establecido una fecha de lanzamiento en Estados Unidos para el 23 de diciembre. Jolie afirmó sobre el proyecto: “el filme es específicamente sobre la guerra bosnia, pero también es universal. Quería contar una historia sobre cómo las relaciones humanas y el comportamiento son afectados cuando se vive dentro de una guerra”. Zana Marjanovic, Rade Serbedzija, Nikola Djuricko y Goran Kostic estelarizan en la cinta, que fue rodada tanto en inglés como en el idioma serbio-croata conocido como BHS.

Bertrand Bonello habló sobre su filme en la Competencia Oficial: L’Apollonide : souvenirs de la maison close es el nuevo filme del realizador de Le pornographe, quien ofreció una conferencia de prensa junto al operador jefe, Josée Deshaies y las actrices Hafsia Herzi, Jasmine Trinca, Alice Barnolé y Noémie Lvovsky. Sostuvo que el casting para las doce protagonistas duró nueve meses y que siempre buscó el punto de vista de las mujeres, la opinión que tienen con respecto a los hombres. “No es una película realizada para abrir un debate. Quiero que se hable de ella por su guión, sus imágenes… Se puede hacer de este tema un objeto estético”.

Bruno Dumont y Nadine Labaki  en Una cierta mirada: con su tercer largometraje en la Selección Oficial, tiulado Hors Satan, Dumont recurre más que nunca a las sensaciones y a la emoción del espectador, radicalizando su mirada. Son los paisajes de la costa de Ópalo los que inspiran el filme. Todo se filma con sonido directo, con silencios ensordecedores, sin música. La composición prima sobre la intriga y los personajes. Como explica en una entrevista concedida a Jean-Michel Frodon, el director de La vida de Jesús, La humanidad y Flandres ha descubierto que puede lograr lo que busca por otros medios diferentes a la duración de los planos, gracias al encuadre, a la interpretación de los actores y al montaje que firma solo, por primera vez.

En tanto, Nadine Labaki  presenta hoy la tragicomedia musical  Et maintenant on va où ?, un cuento imaginario sobre el destino de las mujeres, su lugar en la sociedad y su fortaleza. Las mujeres, su sensibilidad, lo que son y lo que pueden lograr siempre han sido los temas centrales de la obra de la directora. Desde su primera película, Caramel, que presentó en 2007 y que fue aclamada por el público y por la crítica, se interesa en el destino de varias generaciones de mujeres, en Beirut, en Líbano. La trama de su nuevo filme se desarrolla en un pueblito perdido en la montaña. En esta oportunidad, la cineasta no quiso que se situara en Líbano porque lo que narra es un cuento imaginario y no una película política acerca de la realidad. Es la historia de un grupo de mujeres de distintas religiones, cristianas y musulmanas, que hacen gala de un gran ingenio e inventan estratagemas para evitar que los hombres que aman, sus maridos, hijos, padres, se vayan a la guerra. La tragedia y el humor se unen al servicio de un mensaje profundamente humanista.

Un retrato singular de Charlotte Rampling: en The Look, de Angelina Maccarone, presentada en Cannes Classics, la actriz británica se interroga a lo largo de ocho capítulos sobre los grandes temas de su vida, en un diálogo con sus seres cercanos. “Elegida como un objeto de deseo en muchas de sus películas, Charlotte ha sido capaz de convertir cada vez su personaje en el tema”, sostuvo Maccarone. Desde Visconti hasta Ozon, pasando por Chéreau o Woody Allen, la filmografía de Charlotte Rampling demuestra una auténtica curiosidad y un vanguardismo decidido. La actriz no tiene frío en sus (hermosos) ojos. Le gustan los riesgos, las aventuras extremas y los papeles venenosos. La mirada que le dedica Angelina Maccarone está a medio camino entre el retrato y el autorretrato.

Cannes Classics también nos hace viajar a las islas tropicales de Sudamérica con la proyección de la película de 1975 de Jean-Paul Rappeneau, Le Sauvage, un largometraje que requirió hábiles artimañas para crear una isla que no existe en el mapa. Jean-Paul Rappeneau gozó de un casting magnífico, con Catherine Deneuve e Yves Montand para interpretar los personajes protagonistas. Mi hombre es un salvaje recibió una buena acogida en el momento de su estreno y obtuvo cuatro nominaciones a los César, entre ellos mejor director y mejor actriz. La película sitúa en el corazón de la historia una isla desierta en la que vive Martin, retirado para huir del estrés de la capital. Pero su apacible vida se verá interrumpida cuando Nelly aparezca en su tan querida playa.

The Caine Mutiny, aviso de tormenta en la playa: Ganador del Premio del Jurado en 1947 por Crossfire, el director estadounidense Edward Dmytryk está en cartelera en el Cinéma de la Plage, que proyecta este lunes The Caine Mutiny (1954), un largometraje adaptado de un best-seller del escritor estadounidense Herman Wouk, ganador del Premio Pulitzer por esta novela publicada en 1952. El filme narra los problemas que enfrenta el teniente-comandante Philip Francis Queeg (Humphrey Bogart), capitán del dragaminas “USS Caine”. Luego de un terrible tifón, el capitán es destituido de sus funciones contra su voluntad y decide llevar a juicio a sus oficiales amotinados. La película obtuvo siete nominaciones a los Oscar en 1957.

(Fuentes: Deadline, Festival de Cannes)

Comentarios

comentarios

Comments are closed.