No estás en la home
Funcinema

Recapitulación de X-Men ’97: Tolerance is extinction – Part 2

Por Patricio Beltrami

(@Pato_Beltrami)

NdR: este artículo contiene spoilers.

Mutantes contra centinelas contra humanos contra mutantes contra humanos centinelas. Así se podría resumir el anteúltimo capítulo de la primera temporada de X-Men ’97. Con un primer tercio demasiado discursivo al ritmo del Profesor X, la historia se motorizó decididamente con la aparición de Magneto y el enfrentamiento de los X-Men contra su ex líder y contra Bastion. Otra vez, las secuencias de acción grupal contribuyeron a que la carga simbólica se atenuara y que, como debe ser, el conflicto comenzara a resolverse a las piñas con un cierre perturbador. Dirigido por Emi Yonemura y escrito por Anthony Sellitti, Tolerance Is Extinction – Part 2 inicia con el incómodo retorno de Xavier a una mansión destruida por los nuevos centinelas, donde discute con un Cíclope aún herido por la decisión de haberle legado el equipo a Magneto. Sin embargo, no hay tiempo para cháchara. A la amenaza de Bastion se suma un peligro global: el ataque de Magneto a los centinelas paralizó la Tierra y sólo quedan doce horas para evitar el fin del mundo. En ese orden, las buenas intenciones del, hasta entonces, inimputable Xavier chocan con la realidad. Su amigo Erik no sólo se niega a reparar el daño al planeta, sino que persiste en su guerra contra la humanidad, cómplice de la masacre de Genosha. Otra vez se vuelve difícil discutir que “Magneto tenía razón”. Afectados por los recientes traumas, Rogue y Sunspot se unen a Magneto en su fortaleza espacial, mientras los X-Men organizan su ofensiva. En dos equipos los mutantes parten otra vez a salvar el mundo, comprendiendo los riesgos que implica fallar. A partir de ese momento, Tolerance Is Extinction – Part 2 será pura acción. Jean Grey, Bestia, Morph y Cable aterrizan en las Islas Galápagos para combatir contra Bastion, Mr. Sinister y un ejército de centinelas mientras que Tormenta y Forge enfrentan a los robots en el cielo. Por su parte, Xavier, Cíclope, Wolverine, Nightcrawler y Júbilo llegan a la base espacial para convencer a las piñas a Magneto de que revierta la carga electromagnética en la Tierra. Lógicamente, la situación se saldrá de las manos en ambos frentes. El ataque aéreo de decenas de centinelas derriba a Tormenta y Forge, mientras que Bastion y sus robots vencen a Morph y Bestia. Por su parte, la espectacular batalla entre Jean Grey y Mr. Sinister (de lo más destacado del capítulo) termina en una trampa para la telépata: afectado por los experimentos que había sufrido al nacer, un Cable poseído por el villano ataca a su madrastra. En tanto, la pelea en el espacio era más pareja para los X-Men. Incluso, Wolverine logra quitarle el casco a Magneto para que Xavier lo obligue a recomponer el orden en el planeta. Pero el amor es más fuerte y, en ese momento, Jean se comunica con Cíclope para advertirle sobre los peligros que enfrentaban en tierra. Ante ello, Scott detiene al Profesor X y, libre de tortura, Magneto ataca despiadadamente a los mutantes en su nave, apretando la cabeza de Charles con su casco para impedir que use sus poderes mentales. En uno de los pocos gestos autoconscientes de la serie, Erik le tapa la boca a su amigo para que se calle de una vez. Sin embargo, Wolverine atraviesa al villano con sus garras de adamantio. Ante el estupor de los mutantes, el malherido Magneto arroja a Logan por el aire y le arranca todo el metal de su cuerpo. Si bien durante la segunda mitad del episodio se había acumulado una fuerte carga emotiva a través de la acción en lo que parece ser una fallida misión suicida para los X-Men, el cierre de Tolerance Is Extinction – Part 2 acaba con una brutal guerra entre mutantes. Una especie de Civil War donde, con matices, ambas partes tienen un poco de razón. ¿Quién le puede negar la sed de venganza a Magneto? Un sobreviviente del Holocausto a quien la humanidad, por acción u omisión, lo condujo a sufrir y atestiguar la masacre mutante en Genosha. ¿De qué manera los separados y diezmados X-Men podrán revertir la derrota en dos frentes imposibles? Aunque el horror y la tragedia parecen ser los elementos que definirán el final de temporada de X-Men ’97, quizás el equipo halle algo de esperanza o una salida en un escenario muy similar al apocalipsis mutante.


Si disfrutás los contenidos de Funcinema, nos gustaría tu colaboración con un Cafecito para sostener este espacio de periodismo independiente:
Invitame un café en cafecito.app

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.