No estás en la home
Funcinema

Crónica sangrienta

Título original: Aengkeo
Origen: Corea del Sur
Dirección: Ji-Yeon Jung
Guión: Ji-Yeon Jung
Intérpretes: Chun Woo-hee, Shin Ha-kyun, Lee Hye-yeong, Cha Rae-hyung, Park Ji-hyun, Nam Moon-cheol, Im Sung-jae, Kim Young-pil, Lee Hae-woon, Park Se-hyun, Seo Yi-soo, Kim Young-ah
Fotografía: Kang Min-woo
Producción: Lee Jong-Seok, Jeong Jun-Hyeok
Música: Jang Yeong-gyu
Duración: 2022
Año: 111 minutos


7 puntos


UNA MEDITACIÓN SOBRE MADRES E HIJAS

Por Marcos Ojea

(@OjeaMarcos)

Cuando en 2018 se estrenó Incident in a ghostland, los cines locales la exhibieron como Pesadilla en el infierno. Una práctica habitual, la de agregarle a los títulos palabras como diablo, infierno, sangriento, siniestro; la reafirmación de que lo que vamos a ver será una experiencia terrorífica. Si sólo cito la película de Pascual Laugnier, es para recordar a mi amigo y colega Matías Gelpi bromeando al respecto, preguntándome si fui a ver “Juan Carlos en el infierno”. En el caso de Crónica sangrienta, esa reformulación violenta del original (Aeng-keo en coreano, traducido al inglés como The anchor) es incluso tramposa, porque el film de Jung Ji-yeon está lejos de ser uno de terror. De hecho, los elementos del género con los que amaga al principio, pronto derivan en una trama que conjuga el policial con el thriller psicológico, para revelar luego su verdadera naturaleza: el drama materno filial.

La historia es la de Se-ra (Chun Woo-hee), una periodista en ascenso, celebridad del canal en donde trabaja, que aspira a quedarse como presentadora oficial en el prime time. Es una mujer tenaz y trabajadora, con una vida personal en crisis. Al tiempo que su matrimonio se deshace, su madre, que parece haberse instalado en la casa, la presiona todo el tiempo. Un día cualquiera, justo antes de salir al aire, Se-ra recibe la llamada de una mujer desesperada. Algo o alguien las está acosando a ella y a su hija, y les queda poco tiempo. Le pide a Se-ra, de quien es fan, que cubra su muerte en las noticias. Un poco comprometida por uno de sus compañeros, la protagonista desestima el pedido, asegurando que se trata de una broma. ¿Qué pasa después? No es spoiler porque está en cualquier sinopsis: la mujer y su hija mueren, Se-ra las encuentra y lleva la noticia a la pantalla. Adquiere notoriedad, pero también el reverso de esa fama, en la forma de una maldición. O así lo cree cuando la víctima, en plan espectral, comienza a acecharla.

A partir de su premisa, la película introduce elementos fantásticos que movilizan la trama para luego, como dijimos, moverse hacia el policial, pero su interés está en otro lado. Por detrás, mientras la escena está tomada por el misterio y la aparente descomposición de la mente de Se-ra, cuya psiquis comienza a resquebrajarse, la directora y guionista va dejando pistas de lo que en verdad sucede. No lo revelaremos acá, porque Crónica sangrienta es uno de esos films que dependen de su plot twist. Sí destacaremos que, en una construcción narrativa compleja, con capas que se van develando, los temas se integran de forma orgánica, sin ahogarse ni complicar el sentido. No es un logro menor, dado que la ambición es grande: ahí aparecen el rol de la mujer en la sociedad coreana, la prensa amarillista, los riesgos del éxito, los celos profesionales, la salud mental, incluso la hipnosis. De fondo, pero persistente hasta volverse ineludible, está la relación de esa madre terrible (interpretada por Lee Hye-young) con una hija que la padece, pero que quizás pueda entenderla. Con inteligencia, la película va intercambiando roles hasta enredar al espectador en un juego de apariencias que se sostiene hasta el final.

Sería acertado decir que Crónica sangrienta dura más de lo necesario, que a veces explica de más, y que en ocasiones no logra eludir cierta sensiblería. Tan acertado como injusto, para una película que conquista su propuesta y amalgama géneros con un fin noble: ser un entretenimiento, pero también una meditación. Los que esperan tripas y sangre, abstenerse. La única disección que encontrarán será la del alma y sus pasiones.


Si disfrutás los contenidos de Funcinema, nos gustaría tu colaboración con un Cafecito para sostener este espacio de periodismo independiente:
Invitame un café en cafecito.app

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.