Funcinema

Convertirse en héroe (segunda parte)

Por Patricio Beltrami

(@Pato_Beltrami)

Este artículo contiene spoilers.

Si bien DC, Fox y Sony han adoptado la resocialización como método narrativo recurrente, los cierto es que desde hace muchos años la redención se ha vuelto una fórmula habitual para el Universo Cinematográfico Marvel (MCU). De hecho, una de las claves del éxito del estudio ha sido aprovechar la aclamación que despertaron varios personajes introducidos como villanos. Entre estos, el primer nombre que sobresale es Loki (Tom Hiddleston). El hermano adoptivo de Thor ha caído en desgracia, muerto y regresado a la vida para fracasar nuevamente tantas veces como se ha podido. De esta manera, pasó de enemigo de Thor y Los Vengadores a aliado de su hermano, morir a manos de Thanos y terminar protegiendo al Multiverso. Carismático, imprevisible, desfachatado y encantador, el personaje fue perdiendo sus encantos a medida que avanzaba su propia serie. Con segunda temporada garantizada, ojalá se vuelva a ver la mejor variante de Loki: pícara, menos acomplejada y preocupada por el prójimo y las consecuencias de sus actos.

El Soldado del Invierno / James “Bucky” Barnes (Sebastian Stan) es otro de los grandes villanos reconvertidos en héroes. En su introducción en Capitán América y el Soldado del Invierno, el supersoldado era una máquina de matar al servicio de HYDRA a través de técnicas de control mental. Con el paso del tiempo, el personaje logró despojarse de su costado malvado para volver a ser el teniente que había caído en la Segunda Guerra Mundial. De hecho, su consagración se produjo recientemente en Falcon y el Soldado del Invierno, donde no solo fue el corazón de la historia con una destacada actuación de Stan, sino que se lució en las secuencias de combate y cerró el arco narrativo que había iniciado allá por 2014.

Menos relevante que los casos anteriores, Nebula (Karen Gillan) pasó por diferentes estadios de acuerdo a las circunstancias que debía atravesar: Enemiga en Guardianes de la Galaxia Vol. 1; aliada a la fuerza en Guardianes de la Galaxia Vol. 2; aliada contra un enemigo común en Avengers: Infinity War; y vengadora en Avengers: Endgame, donde también su versión alternativa permitió que el Thanos de otra línea temporal invadiera la Tierra al frente de un enorme ejército. Está asegurado que Nebula volverá a escena en Thor: Love and Thunder y Guardianes de la Galaxia Vol. 3, ya convertida en una integrante de los guardianes.

A futuro, Wanda Maximoff / Bruja Escarlata (Elizabeth Olsen) despierta más dudas que certezas. Introducida en Avengers: La era de Ultron junto a su hermano Pietro (Aaron Taylor-Johnson), ambos fueron aliados de Ultron hasta que, tras descubrir su plan de aniquilación planetaria, se unieron a Los Vengadores para eliminarlo. Luego de la muerte de Pietro, Wanda atravesó un proceso de enorme inestabilidad. Presa y prófuga en Capitán América: Civil War; observó cómo Thanos asesinaba a su amado Vision y fue reducida a polvo en Infinity War; y volvió a la vida en Endgame. Llena de pena, inventó una realidad paralela aprisionando a un pueblo completo para vivir una vida feliz con su esposo e hijos, hasta que una bruja intentó robar sus poderes y, finalmente, se convirtió en la hechicera más poderosa del universo. Según lo poco que se ha visto de Doctor Strange en el multiverso de la locura, la Bruja Escarlata sería la próxima gran villana del MCU, aunque puede que su camino no sea tan previsible como indica el tráiler.

Teniendo en cuenta que el simbionte anda dando vueltas por el Universo Marvel, el tiempo dirá de qué manera se introduce a Venom, uno de los históricos enemigos de Spider-Man. Hasta el momento, la versión de Sam Raimi fue decididamente maligna, mientras que la interpretación de Tom Hardy es un antihéroe. En tanto, los cinco villanos de Spider-Man: Sin camino a casa hallaron su redención como parte del plan de los tres Peter Parker, aunque probablemente nunca se vea el impacto de estas acciones. A través de métodos tecnológicos, experiencias límite o por aclamación de la audiencia, los estudios han dispuesto la conversión de más de una decena de personajes nacidos como villanos. En varios casos, la continuidad narrativa les ha costado su esencia (Loki, Mística o Harley Quinn), aunque en otros se ha logrado que ciertos condenados al reparto se transformaran en ejes importantes de sus universos (Bruja Escarlata, la futura Gatúbela de Zoë Kravitz o Bucky). El Servicio Penitenciario debería tomar nota del éxito de la resocialización propuesta por el cine de superhéroes.


Si disfrutás los contenidos de Funcinema, nos gustaría tu colaboración con un Cafecito para sostener este espacio de periodismo independiente:
Invitame un café en cafecito.app

Comentarios

comentarios

Comments are closed.