Funcinema

Recapitulación de The walking dead: Look at the flowers

Por Rodrigo Seijas

(@funcinemamdq)

ATENCIÓN: SPOILERS

Los últimos capítulos implicaron despedidas y/o aniquilamientos para The walking dead, pero Look at the flowers fue uno de duelos, de gente tratando de asumir sus pérdidas. A la vez, es uno donde cada uno de los personajes trata de asumir sus nuevas posiciones y roles.

Hubo una subtrama que estuvo un poco despegada de las demás y que indudablemente apunta a abrir aún más el universo de la serie: el viaje emprendido por Eugene junto a Yumiko y Ezekiel para intentar hacer contacto con una nueva comunidad, que los lleva a una ciudad desierta. Allí se hizo un hincapié dramático en el tercero, con su salud cada vez más deteriorada, alternando entre la desmoralización, algo de esperanza y también de abrazo de lo insólito. Lo cierto es que si bien desde el conflicto hubo algo de repetición, estuvo compensada por un notable trabajo de dirección de arte y encuadre para construir el espacio urbano abandonado y grotesco, donde el trío se encuentra con un personaje algo pintoresco del que todavía sabemos poco.

En el resto de las líneas narrativas, el eje de fondo fue Alpha, sea a través de su presencia espiritual o de simplemente su cabeza. Si el acoso de su fantasma a la mentalidad culposa de Carol fue un tanto convencional y solo sirvió para retrasar su retorno a Alexandria; las interacciones entre Daryl y Negan –posiblemente el mejor personaje de esta segunda mitad de temporada- fueron mucho más jugosas. Sin embargo, lo más cautivante, incluso desde lo enigmático, fue el proceso que realizó Beta para despedirse de Alpha, asumiendo progresivamente la muerte de su líder y mentora, para así terminar de asumir el mando de los Susurradores. Look at the flowers finaliza contemplando cómo se adentra en la horda y empieza a conducirla. Ahora es el nuevo gran antagonista.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.