Funcinema

Recapitulación de Homeland: Threnody(s)

Por Rodrigo Seijas

(@funcinemamdq)

Luego de los picos que representaron Chalk one up, Chalk two down y, en menor medida, Two minutes, la meseta en la que entró Homeland con F**ker Shot Me se prolonga en Threnody(s). Es un episodio donde suceden unos cuantos eventos interesantes, pero que no llegan a tener la suficiente verosimilitud como para ser realmente potentes. Últimamente, la serie parece haber perdido el rumbo y la dinámica arrolladora que había exhibido en la primera mitad de su última temporada.

Eso sí, el capítulo supo manejar de manera shockeante la muerte de Max, asesinado como un perro por los talibanes luego de que dejara de servirles. Si al principio su supervivencia garantizaba que se estiraran los tiempos para la ejecución de Haqqani, su asesinato replica el abandono al cual lo deja el Presidente Hayes. Pero también son culpables la CIA y hasta Saul, que no se mueven para rescatarlo hasta que es demasiado tarde, tal como indica en un momento Carrie. Su partida es dura y hasta cruel para un personaje más que atractivo, que fue creciendo temporada a temporada, aunque nunca haya dejado de cumplir un rol secundario.

Pero si Threnody(s) supo impactar con la muerte de Max, no pudo hacer lo mismo con todas las intrigas e internas alrededor de la ejecución de Haqqani y el cambio discursivo de Hayes, donde John Zabel juega un rol esencial. Todo parece muy tirado de los pelos y poco riguroso, lo mismo que la vuelta al centro de la escena de Jalal Haqqani, aunque no deje de ser interesante cómo utiliza el legado de su padre para retorcerlo a su favor. La sensación que queda es que se dieron muchas vueltas para llegar a un conflicto que era más simple de delinear.

Algo parecido se puede decir del giro de la última escena, que aleja –quizás para siempre- a Carrie de Saul, poniéndola definitivamente en el lugar de renegada de su propio país y los poderes que la formaron como agente. Indudablemente, su búsqueda de la caja negra del helicóptero caído estaba destinada a realizarse al lado de Gromov, cuyos intereses continúan siendo difusos. El intento fallido de detención –sin el aval de Saul, que queda en el medio- es apenas una excusa para la que seguramente será su última misión, nuevamente (como casi siempre) sin red. Esperemos que Threnody(s) sea el último paréntesis antes de que la serie recobre la excelencia previa y pueda darse el lujo de terminar bien arriba.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.