Funcinema

Best F(r)iends: Volume 1 / Volume 2

Título original: Ídem 
Origen: EE.UU. 
Dirección: Justin MacGregor 
Guión: Greg Sestero
Intérpretes: Greg Sestero, Tommy Wiseau, Kristen StephensonPino, Vince Jolivette, Rick Edwards, Tom Bissell, Michael Davis, Robert Briscoe Evans, Carter Friend, Angelina Guido, Kristopher MacGregor, Trisha Miller, Zhubin Rahbar, Lyssa Roberts
Fotografía: Justin MacGregor 
Montaje: Justin MacGregor, Farhan Umedaly
Música: Daniel Platzman
Duración: 228 minutos
Año: 2017 / 2018


6 puntos


AMIGOS SON LOS AMIGOS

Por Rosana López

(@rousisattack)

Consolidado el boom de acceso a plataformas de reproducción de películas en sitios ilegales o pagos estilo Netflix, acceder a un film de estas características no se debe ya a un usuario/espectador distraído o inexperto. Por el contrario, el consumo de estos productos kitsch apunta a una horda de fanáticos de sus actores y/o ávidos de experimentar el mejor cine bizarro actual. Eso sucede con Best F(r)iends: Volume 1 y Volume 2, de Justin McGregor, que influenciado por el guión de Greg Sestero, se lanza a la aventura excéntrica de dirigir a la dupla más estrafalaria de las últimas dos décadas.

La película nos cuenta cómo un homeless cansado de pedir limosna se topa con un extraño y amable dueño de una morgue (interpretado por Tommy Wiseau), quien se apiada de este ser, dándole una oportunidad laboral en su pequeña empresa. De allí nacerá una amistad que inmediatamente se ve resquebrajada cuando el primero intenta robarle al segundo aunque las vueltas de la vida los volverá a unir. En cierta forma, se tratan de dos personajes tristes con oscuros pasados a punto de salir a la luz, dos seres que se reconfortan en una amistad que irá forjándose para revalorizar su significado cuando las máscaras de quienes los rodean comiencen a mostrar lo contrario. Todo parecido a la vida de estos dos actores y su relación es más que coincidencia, si tenemos en cuenta que Sestero se inspiró para su libreto en un viaje a Las Vegas realizado con Tommy.

Además de ello, Best F(r)iends reúne varios condimentos del thriller negro; guiños cómicos y absurdos que homenajean a la película de culto The room, de Wiseau; condimentos dramáticos; y, por qué no, algo de terror. Si bien este producto tiene cierta “superioridad” al amateur film mencionado con anterioridad, tampoco es que su realizador – a la vez director de fotografía- es un genio con su ojo cinematográfico. De hecho, peca de escenas aburridas e innecesarias, así también como tomas de larga duración que no sirven a la trama. Otro de los puntos más desacertados y flojos en Best F(r)iends es la elección de su banda sonora a cargo de Platzman, de Imagine Dragons, cuyo acompañamiento musical no logra identidad alguna a lo largo del metraje.

Sin embargo, se trata de un film que entretiene aunque tarde en arrancar en sus primeros 30 minutos. Luego desemboca en una montaña rusa que irá creciendo en interés, cuyas interpretaciones inentendibles y pobres parecen ser la fórmula de su absurdo éxito. El talento limitado de sus protagonistas a veces parece hacernos dudar si realmente estas figuras siguen con esa incapacidad actoral o simulan el mito generado y revalorizado en The disaster artist: obra maestra, para continuar explotándolo. Un enigma que no conoce de respuestas o clave alguna.

Restando todo factor negativo, hay cierto esbozo de plasticidad de parte de Wiseau, a quien le dieron un personaje bien armado a su imagen y semejanza, al que puede desarrollar con mayor facilidad. Pero nunca faltarán las exageraciones típicas de este extraño intérprete que deleita a su público seguidor con sus raras exposiciones. Imposible no esperar su característico saludo “Oh! Hi…!” cuando es una frase que no cuadra en el desarrollo de una escena. ¿Y qué tiene de malo eso si Wiseau ya sentó bandera en el cine zeta?

Best F(r)iends no será para todos los paladares pero es fiel a su público, que quedará encantado de disfrutar sus dos partes continuadas como si de una maratón seriada se tratase. Y esto se debe a que su director entendió a la perfección los giros necesarios para generar un clima de suspenso en pos de que el espectador se quede motivado y ávido de más de la grata compañía Sestero/Wiseau. Algo que vuelve a repetirse  cuando “finaliza” el film.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.