Funcinema

Estación Zombie Seúl

Título original: Seoulyeok
Origen: Corea del Sur
Dirección: Sang-ho Yeon
Guión: Sang-ho Yeon
Voces originales: Seung-ryong Ryu, Franciska Friede, Joon Lee, Sang-hee Lee, Eun-kyung Shim
Producción: Dong-Ha Lee, Youngjoo Suh, Sang-ho Yeon
Duración: 92 minutos
Año: 2016


9 puntos


SEÚL BRILLANTEMENTE INFECTADO

Por Rosana López

(@rousisattack)

Como una suerte de precuela anterior a la arrasadora Invasión zombie donde una epidemia propaga infectados al instante sobre un tren en marcha, llega esta película coreana del mismo director, Yeon Sang-ho. Así se entreteje una posible “saga comercial” con la misma temática.

En esta oportunidad una joven enojada con su novio al descubrir que éste publica su foto para prostitución virtual decide abandonarlo, mientras el caos se gesta cerca de ella en la estación de trenes. Arrepentido, el muchacho decide ir a buscarla junto al padre de ella. Pero sorpresivamente se topan con una terrible horda de muertos vivientes. La enfermedad que como cualquier catástrofe no conoce de clases sociales ni económicas se manifiesta a gran escala y velocidad. El escape o el enfrentamiento serán la única forma de supervivencia en ese nuevo mundo.

Yeon Sang-ho demostró también aquí como ya lo expuso en su anterior thriller animado The fake una crítica social sobre cómo los humanos reaccionan desde sus lugares de orígenes o su solidaridad ante situaciones adversas. Lo que significa una mirada occidental que involucra la frialdad de las autoridades ante los desprotegidos y el abuso de poder por parte de la institución policial hacia los ciudadanos. No sólo remarca las diferencias entre los estratos sociales sino también la cruel miseria humana.

De nuevo apuesta por la animación adulta -exponiendo una vez más cómo el género no está destinado sólo al público infantil- que entretiene con creces en un espiral cada vez más dramático con gotas de humor y terror. Otorgando una atmósfera tensa, lasciva y negativa sobre la sociedad capitalista. Una producción que recuerda pero supera a la nefasta Guerra Mundial Z y, por suerte, hace justicia a un subgénero tan asquerosamente manoseado en la última década.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.