Funcinema

MAR DEL PLATA 2016 – Vittorio Storaro: “Es fundamental pensar y transmitir nuestro conocimiento”

storaro-1

Foto: Gianina Arrayet.

El reconocido director de fotografía Vittorio Storaro pasó por el 31° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata con una energía inusitada para alguien de 76 años, como él: dio entrevistas, participó de una charla abierta con el público, y siempre se manifestó como un verdadero maestro en el sentido de ser didáctico y pensar en la enseñanza: “es fundamental pensar y transmitir nuestro conocimiento”, dijo.

A lo largo de su extensa trayectoria, Storaro hizo la fotografía de películas emblemáticas de grandes realizadores como Francis Ford Coppola, Bernardo Bertolucci o Woody Allen, con quien colaboró en la reciente Café Society y en otra película que acaba de rodarse, protagonizada por Kate Winslet. “A Woody Allen nadie le pide el guión antes de filmar, pero yo no puedo armar un concepto o idea si no leo el guión. Me recomendaron que no se lo solicite, pero lo hice, y él me lo dio. Le propuse trabajar en digital y aceptó. Woody no mira el monitor cuando filma, pero después de componer los primeros encuadres, le pedí que viera el material. Al otro día, solicitó verlo todo el tiempo”, comentó sobre su experiencia de rodaje junto al neoyorquino.

Storaro dejó algunas definiciones jugosas sobre su labor, y destacó que el término “director de fotografía” es una invención de la Asociación de Fotógrafos de los Estados Unidos. Para él lo más preciso sería hablar de autores, porque se autodenominó como “autor de la cinematografía”.

La actividad fotográfica en el cine está irremediablemente atada a los progresos tecnológicos y para el artista “es imposible impedir el progreso”. Por eso, aseguró que “es fundamental mejorarlo con nuestra experiencia” y que lo importante, también, es reconocer sus orígenes: “si no se sabés de dónde venís, no sabés adónde vas”.

storaro2

Foto: Gianina Arrayet.

En el camino de la experiencia, sostuvo que “la fotografía se compone en el set. No se puede arreglar una película en la post producción. Eso es un error entre los más jóvenes. Aunque se filme en digital, hay que ir preparado para filmar como si fuese celuloide. Yo estudié los colores y la estética de los años 30 para Café Society, aprendí la técnica digital. Hay que ir preparado siempre”.

El padre de Storaro era proyectorista y acompañarlo en su tarea lo motivó para dedicarse a lo que finalmente se dedicó. Pero ya en su carrera, le agradece al director Franco Rossi que fue quien le dio una de sus primeras oportunidades en el cine con Giovinezza giovinezza en 1969. Sin embargo, su mayor devoción es hacia Bernardo Bertolucci: “no estaría en Mar del Plata si no fuese por él”.

De todos modos, su trabajo más difícil fue Apocalipsis Now, de Francis Ford Coppola. “Me convencí de hacerla cuando Francis me explicó que no era una película sobre la Guerra de Vietnam, sino acerca de cómo una civilización se impone sobre otra”.

“Es fundamental pensar y transmitir nuestro conocimiento. Yo siempre estuve atento a escuchar y ver a los otros. No copiar. Me servía de inspiración. Hay que confiar en la intuición para crear la tonalidad” -aconsejó antes de asegurar que- “necesitamos de los jóvenes, de su energía. Cuando algo se ama de verdad, se transmite esa energía. Crean en sus sueños. Amenlos de verdad”.

(Fuente: Festival de Mar del Plata)

Comentarios

comentarios

Comments are closed.