Funcinema

Princesa por accidente

Título original: Pil
Origen: Francia
Dirección: Julien Fournet
Guión: Julien Fournet
Voces: Kaycie Chase, Paul Borne, Julien Crampon, Pierre Tessier, Gauthier Battoue, Barbara Tissier, Emmanuel Curtil, Laurent Maurel
Producción: David Alaux, Eric Tosti, Jean-François Tosti
Montaje: Magali Batut, Hélène Blanchard, Jean-Christian Tassy
Música: Olivier Cussac
Duración: 90 minutos
Año: 2021


6 puntos


PARECER, MÁS NO SER

Por Nicolás Pratto

(@Malditavocal)

Debo reconocer que hace tiempo no miraba una película animada, y es que, en cierto aspecto, surgió un desencanto con las últimas producciones de Pixar. Aquella serie de refritos que incluye Cars 3, Buscando a Dory, Lightyear, Toy Story 4, las propias producciones de Disney como El Rey León y Pinocho. Ante cada avance surgía una sensación de «otra vez lo mismo», como si repintaran un cuadro ya logrado. Puede ser eso o que simplemente me he convertido en un adulto gris y, como Anakin Skywalker, me convertí en aquello que juré destruir. Mi desánimo dice mucho de mi pereza como espectador al no optar por otros rumbos, suerte para mí, este fin de semana vi Princesa por accidente, made in Francia.

Ambientada en la Edad Media, en el poblado Roca Neblinosa, tenemos a Pil, una huérfana que sobrevive en las calles junto con sus tres compañeros comadrejas, a quien adiestró para robar comida del reino. En una de sus incursiones, es testigo del intento de asesinato del regente frente al príncipe heredero. Este, por error, en vez de ser envenenado, toma una poción que lo transforma en un «galli-gato» (mitad gallina, mitad gato). Pil lo rescata a cambio de un gran tesoro oculto en el reino, iniciando la aventura hacia Bosque Tenebroso, en búsqueda de una hechicera para revertir la poción. Pil inicia su cruzada con dos compañeros, un guardia en búsqueda de nobleza como el fiel Crovar y un joven bufón cuya media charlatana que habita en su mano, le costó su trabajo al realizar chistes en contra de la nobleza. Lo desconocido del bosque y el peligro del regente y su grupo de bandidos, acechan su camino.

Aunque hiera el orgullo francés, cuya tradición con la animación viene desde los albores del cine, hay que reconocer que desde la revolución Pixar, y previamente Walt Disney, han sabido adaptar la técnica. Y es que Princesa por accidente tiene tintes de Aladín y Las locuras del Emperador. Su director, Julien Fournet, y la productora TAT, comprenden en gran manera el parecer más el no ser, haciendo del film visualmente cercano (al menos para Occidente) y, a su vez, distinto.

Princesa por accidente es un relato clásico, tal es así que su duración de 90 minutos guarda exactamente sus 30 minutos para el inicio-desarrollo-final. Es entretenida y divertida, además de ser visualmente bien lograda. Una lección personal para conocer más de la animación en diversos países.


Si disfrutás los contenidos de Funcinema, nos gustaría tu colaboración con un Cafecito para sostener este espacio de periodismo independiente:
Invitame un café en cafecito.app

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.