Funcinema

Tick, tick… Boom!

Título original: Idem
Origen: EE.UU.
Dirección: Lin-Manuel Miranda
Guión: Steven Levenson, sobre la obra de Jonathan Larson
Intérpretes: Andrew Garfield, Alexandra Shipp, Robin de Jesus, Vanessa Hudgens, Joshua Henry, Bradley Whitford, Judith Light, Jordan Fisher, David Iacono, Joanna Adler, Alex D. Jennings, Marie Rose Baramo, Jared Loftin
Fotografía: Alice Brooks
Montaje: Myron Kerstein, Andrew Weisblum
Música: Jonathan Larson
Duración: 115 minutos
Año: 2021


6 puntos


PROCESO CREATIVO, EL MUSICAL

Por Mex Faliero

(@mexfaliero)

En este presente de diversidad marketinera con el que Hollywood lava a sus culpas, la figura de Lin-Manuel Miranda ha ganado centralidad: si bien es más neoyorquino que la hamburguesa, a partir de los orígenes portorriqueños de sus padres su figura representa un imaginario de latinoamericanidad exitosa, de mestizaje que fue, vio la América y triunfó. Sobre eso discutía un poco internamente en En el barrio, el musical con guiños a Amor sin barreras que creó para Broadway y que llegó a los cines el año pasado. Si hay algo que sobresale en la obra de Miranda es un cierto exhibicionismo formal y un histrionismo que por momentos se vuelve un poco intransitable, con una simpatía extorsiva que pone la empatía por delante del rigor narrativo. Pero hasta ahora su figura era más que nada una influencia, a partir de canciones compuestas para películas o su presencia como actor. Con Tick, tick… Boom! le llega la hora de probarse como director y, teniendo en cuenta los antecedentes, se podría decir que estamos ante una película que modera su estilo y se vuelve bastante honesta.

Tick, tick… Boom! es la adaptación del espectáculo musical del mismo nombre, una obra autorreferencial del músico y compositor Jonathan Larson, creador de Rent, espectáculo que fue un éxito en los 90’s pero que nunca llegó a ver: murió pocos antes del estreno. Es cierto que Tick, tick… Boom! ofrece para Miranda un universo que conoce desde adentro, pero además la figura de Larson es una de sus favoritas: el compositor era representante de una bohemia tardía que allá por los 80/90 hizo evidente los márgenes sobre los que Nueva York comenzaba a construir un imaginario turístico. Larson atendía las mesas de un café, mientras trabajaba esforzadamente en la escritura de Superbia, un musical bastante ambicioso, con el que pretendía revolucionar la puesta en escena de los musicales de Broadway. En la figura de Larson lo que se representa es la figura del arista un poco torturado, que lucha contra un entorno difícil y contra sus propios demonios, mientras se dirimen temas como la vocación, el vivir del arte o elegir el pragmatismo de una vida acomodada. Y, a partir de eso, los juicios de valor sobre los que edificamos nuestro punto de vista.

Si bien la película intenta edificar en Larson la imagen de un mártir, uno de los problemas es que la mirada del mundo que tenía el compositor no excedía la figura del progresista biempensante que recorta la realidad como si fuera un aforismo. Eso se puede observar en algunas de sus canciones, que lucen anticuadas en sus figuras poéticas y metáforas. Sin embargo Lin-Manuel Miranda demuestra algunas ideas de puesta en escena que son atractivas, narra este biopic con una energía contagiosa, se aprovecha muy bien del relato autorreferencial para eludir la responsabilidad de la fotocopia historicista y cuenta con una herramienta fundamental: Andrew Garfield, un actor con una carrera interesante que ha atravesado ciertos vaivenes, pero que aquí no solo demuestra grandes dotes para el canto sino que además sabe encontrar esos rincones en los que el personaje deja atrás cierta pose superada para desarmarse en toda su debilidad emocional. En definitiva, Tick, tick… Boom! es una película sobre el proceso creativo y el actor y director parecen saber de lo que están hablando.


Si disfrutás los contenidos de Funcinema, nos gustaría tu colaboración con un Cafecito para sostener este espacio de periodismo independiente:
Invitame un café en cafecito.app

Comentarios

comentarios

Comments are closed.