Funcinema

La convención de Batmanes

Por Patricio Beltrami

(@Pato_Beltrami)

El multiverso se apoderó del pasado inmediato y del futuro del cine de superhéroes ya que, dado el contexto de la industria y del planeta, no se puede hablar de presente. Durante el último lustro, esta opción se instaló en las producciones del género en cine, televisión y streaming. Precisamente, el Arrowverse fue la primera en implementarlo dentro de las numerosas series que ha desarrollado, con The Flash y Legends of Tomorrow como puerta de entrada. En la vereda del frente, Agents of Shield comenzó a explotar esta posibilidad a partir de su quinta temporada. A su vez, Doctor Strange y Ant-Man and The Wasp sentaron las bases para que el Universo Cinematográfico Marvel (MCU) explotara esta alternativa en Avengers: Endgame.

En medio de la pandemia, la posibilidad de que Michael Keaton vuelva a personificar a Batman fue una de las noticias más importantes que hubo respecto a las producciones de superhéroes. De concretarse, el actor volvería a ponerse la capa en The Flash, cuyo estreno está programado para 2022. Más allá de que la llegada de la película a las salas sufra algún retraso a causa del continuo reordenamiento de los calendarios, el retorno de Keaton a las filas de DC representaría el golpe de gracia en un año que inició con el fracaso de Aves de presa y culmina con grandes novedades para la empresa que controla Warner. Entre estas, por supuesto se destaca el anuncio lanzamiento en HBO Max del corte original de La Liga de la Justicia, que llegará al servicio on demand en 2021.

De esta manera, el multiverso aterrizará en el Universo DC, junto a todas las posibilidades narrativas que permitirán la introducción de historias alternativas a la (errática) línea temporal que comenzó en 2013 con El hombre de acero. Bajo la dirección de Andrés Muschietti, se conoce que la película será una adaptación de la serie de comics Flashpoint. Durante ese evento, Barry Allen (Ezra Miller) regresará al pasado para salvar la vida de su madre. Sin embargo, este acontecimiento desencadenará cambios que alterarán el presente, que se convertirá en una realidad caótica y apocalíptica. Ante ello, Allen deberá recurrir a Batman para intentar detener la destrucción de la humanidad.

En este marco, uno de los mayores atractivos que posee esta trama es el arco narrativo de Batman y, más allá del impacto que implicaría su vuelta al personaje, la elección de Keaton resulta adecuada para encarnar esta versión. Si bien el modelo 89-92 es considerado como una de las mejores representaciones cinematográficas del personaje, puntualmente en esta serie su temperamento está más vinculado al que había exhibido Ben Affleck en su breve paso por el Universo DC. Y de la misma forma en la que volvió Zack Snyder y volvería Henry Cavill, también trascendió que las puertas de la mansión Wayne estarían abiertas para el último Batman, aunque sea en forma de cameo.

En cierto modo, Warner y DC quedaron en deuda con Affleck, a causa de la paupérrima versión del enmascarado que debió interpretar en La Liga de la Justicia (y de las consecuencias del momento “Salva a Martha”). Además, la compañía también impidió que se encargara del film individual que iba a tener el héroe, en la que iba a ejercer los roles de protagonista, director y guionista. Por más auspicioso que parezca el futuro, los antecedentes creativos del Universo DC no son alentadores. Y a pesar de que por ahora solo se trata de un rumor, será importante saber si existe alguna justificación narrativa para incluir la presencia de Batflleck en The Flash. De los contrario, será una manera burda de congraciarse una vez más ante reclamos de los fanáticos, aún a riesgo de terminar recreando una secuela de la convención de Batmanes de Cha Cha Chá.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.