Funcinema

Días lluviosos y cine en Zagreb

Por Sebastián Ivcic

(Especial para @funcinemamdq)

Foto: Sebastián Ivcic

Los días lluviosos de noviembre en Zagreb, la capital croata, fueron el sello distintivo del 17° Festival Internacional de Cine de esa ciudad, que a pesar de no contar este año con el Cine Europa (la sala más grande y emblemática de Croacia) sí tuvo la atención de los medios y una gran asistencia de público. Todo esto muestra que definitivamente este certamen está construyendo gradualmente la posición del mayor de la ciudad y uno de los más importantes festivales croatas año tras año.

El director del Festival, Boris T. Matic, dijo que quedaron encantados con esta edición. “La mayoría de las proyecciones se agotaron y la multitud no se vio sacudida por el frío, la lluvia y la fila para comprar boletos”, señaló.

La película Ivana the terrible dio la sorpresa y se llevó el premio de oro en la Competencia Internacional, sección que nuevamente tuvo grandes films como la esperadísima segunda película de Robert Eggers, The Lighthouse, o Patrick de Tim Mielants. El film rumano-serbio es una comedia sobre una mujer al borde de un colapso nervioso en el que la directora Ivana Mladenovic se interpreta a sí misma. Una historia poco convencional sobre personas y lugares, sobre pertenencia y anhelo, contada con humor y ternura que combina dos tendencias del cine mundial actual: la hibridación docu-ficción que demostró tener una gran variedad de iteraciones y los problemas sociales abordados a través de la lente de mujeres cineastas.

La película colombiana Monos de Alejandro Landes recibió un reconocimiento especial por “su estilo visual, personajes poderosos y, sobre todo, por crear un mundo único significativo y memorable”.

A lo largo de los 11 días que duró el festival se proyectaron más de 100 películas en diferentes salas de Zagreb, así como en 20 ciudades de Croacia. Este año se notó una programación más diversa en géneros, con drama, humor, acción e incluso horror. Y se continuó haciendo énfasis en primeras y segundas películas de directores, más la presencia de nuevas secciones.

Una de las grandes cualidades del Festival de Cine de Zagreb es la competencia de cortometrajes, que nuevamente tuvo gran nivel y donde ganó la película serbia The last picture of a father de Stefan Djordjevic, “una conmovedora historia sobre una relación padre-hijo en la que el autor ilustra gráficamente la gravedad de la relación y la situación en la que se encuentran los personajes”.

Mención especial en la categoría de cortometraje internacional fue otorgada a la película chino-francesa Quitting de Qiu Yang.

El público eligió por primera vez el Premio Golden Bicycle al mejor film de la sección Again with us, que reúne películas de directores cuyos títulos han aparecido en ediciones anteriores del festival. La gran comedia de Taika Waititi, Jojo Rabbit, recibió la mayoría de los votos con un puntaje promedio de 4.82.

Este año el Festival de Cine de Zagreb no sólo siguió mostrando importantes logros cinematográficos recientes, sino que también participó activamente en la solución para reabrir su cine más grande y bello, el Kino Europa. El cierre temporal del Cine Europa (debido a una supuesta remodelación) es un tema candente de la ciudad, donde los locales se encuentran con una gran cantidad de promesas y declaraciones para nada claras de parte de los funcionarios, por un lado, y deseos y planes no completamente claros de los cineastas. No obstante, la importancia de esta acción es indiscutible.

Así finalizó una nueva edición del Festival, que no decepcionó en su programación y que se va con la esperanza de volver al cine más hermoso de Zagreb lo antes posible.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.