Funcinema

Lego DC Comics Super Heroes: The Flash

Título original: Ídem 
Origen: EE.UU.
Dirección: Ethan Spaulding 
Guión: James Krieg, Jeremy Adams
Voces originales: James Arnold Taylor, Kate Micucci, Kevin Michael Richardson, Troy Baker, Grey Griffin, Khary Payton, Dwight Schultz, Eric Bauza, Tom Kenny, Phil LaMarr, Vanessa Marshall, Dee Bradley Baker, Jason Spisak, Audrey Wasilewski
Dirección de arte: Marta Knudsen 
Montaje: Cris Mertens 
Música: Tim Kelly 
Duración: 78 minutos
Año: 2018


6 puntos


A TODA VELOCIDAD

Por Rodrigo Seijas

(@funcinemamdq)

A la hora de la acción en vivo, DC y Warner Bros. siguen sin encontrar un rumbo claro, y ahí tenemos a la intrascendente Liga de la Justicia como caso testigo más reciente. Pero la animación, con la estética de los juguetes Lego como puente,  ofrece muchas posibilidades y certezas. Y si bien Lego DC Comics Super Heroes: The Flash -editada directo a DVD por SBP- está muy lejos de la inventiva de Lego Batman: la película, no deja de ser un digno entretenimiento con muchas más ideas relevantes que las vistas hasta el momento en el Universo Extendido de DC.

El film dirigido por Ethan Spaulding arranca como una aventura más para la Liga de la Justicia, debiendo detener esta vez al Joker, quien decide abandonar Ciudad Gótica y tratar de tomar Metrópolis, empezando por el edificio de Daily Planet. Pero el foco pasa rápidamente a ser Flash, cuyos poderes comienzan a trastornarse y se ve envuelto en una especie de bucle temporal a partir de un duelo de velocidades con Flash Reverso, quien lo provoca constantemente. A partir de ahí, las variables espacio-temporales se perturbarán por completo y Flash, para romper con el ciclo, tendrá que dejar un poco de lado su ego, ser más astuto y recurrir a la ayuda Atom, Krypto el superperro y Ace el Bat-sabueso, los nuevos reclutas de la Liga de la Justicia.

Es indudable que Lego DC Comics Super Heroes: The Flash apunta a un público definitivamente infantil y gran parte de sus diálogos, chistes y situaciones poseen un tono liviano, familiar, sin grandes pretensiones. Sin embargo, hay también una permanente apuesta por lo lúdico, un humor casi lunático (las intervenciones de Doctor Fate son hilarantes) y una alteración constante de los tiempos narrativos –con la repetición y el montaje paralelo como herramientas fundamentales-, que va también de la mano de una puesta en escena audiovisual que roza lo explosivo. El relato va a mil por hora, no se detiene nunca y el vértigo es su característica primordial, lo que se lleva a las mil maravillas con su protagonista.

Podrá ser cierto que esa velocidad constante que el film le imprime a la narración conspira en ciertos pasajes contra la coherencia de la historia, y que sobre el final cae en un didactismo sentencioso que le resta solidez. Aún así, Lego DC Comics Super Heroes: The Flash no subestima a sus potenciales espectadores, jamás cae en el conformismo, acumula vueltas de tuerca e ideas visuales a cada minuto, y aporta unos cuantos hallazgos, construyendo un entretenimiento muy bien diseñado para el mercado doméstico. No hay que ser serio, trascendente y gigantesco para mostrar ambiciones: el humor y la velocidad pueden ser materiales potentes, y Lego DC Comics Super Heroes: The Flash es un ejemplo a seguir.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.