Funcinema

CANNES 2016: Crowe y Gosling divirtieron con Dos tipos peligrosos

crowe gosling-CROWE/GOSLING. Una alta cuota de hilaridad se vivió hoy en Cannes con la proyección de Dos tipos duros, de próximo estreno en Argentina, dirigida por Shane Black y con Russell Crowe y Ryan Gosling como protagonistas. La película es un policial con elementos de buddy movie, que se ambienta en la Los Angeles de los años 70’s en un contexto de sicarios, mafiosos, detectives, políticos, actrices porno y mucho más. Dicen muchas de las reseñas provenientes de Francia que el film tiene bastante del espíritu absurdo de El gran Lebowski, pero le suma una fisicidad digna del mejor policial negro. Durante la conferencia de prensa brindada, Crowe resaltó sus pocas participaciones en comedia, pero aseguró que no preparó nada especial para el personaje. Pero como el periodismo continuó consultando sobre su método de actuación, el actor dijo con ironía que “nunca he recibido lecciones de interpretación, ni he estado en escuelas dramáticas, ni siquiera he leído textos académicos, no tengo ni puta idea de lo que es el método Stanislavsky y además me importan un comino. Mi método es el método Russell Crowe”.

SPIELBERG. Y se dio finalmente el estreno de El buen amigo gigante, la nueva película de fantasía de Steven Spielberg basándose esta vez en un texto de Roald Dahl, autor del que este año se está cumpliendo cien años de su nacimiento. La película escrita por la recientemente fallecida Melissa Mathison (autora también del guión de E.T. El extraterrestre) tiene mucho de aquel espíritu infantil y en contra de la discriminación del diferente. Dice la prensa internacional que si bien se trata de un gran film de aventuras, con mucha personalidad y una utilización notable de la tecnología, está lejos de las mejores producciones que ha realizado Spielberg dentro del mismo género fantástico/infantil. Eso sí, el aporte vocal y con la captura de movimiento de Mark Rylance ha sido destacado por todos.

-MAREN ADE. Ya en la Competencia Internacional, la gran sorpresa hasta el momento ha sido la alemana Toni Erdmann de la cineasta Maren Ade. Extraño porque se trata de una comedia, pero que ha generado muchísima diversión, incluso entre la platea más exigente de la crítica internacional. El film es un melodrama bastante básico en sus intenciones, ya que se trata apenas de la historia de un padre que quiere recuperar el vínculo con su hija, una fría ejecutiva de una empresa petrolera. Lo fundamental en la película es, según lo señalado por el periodismo, la notable cantidad de momentos divertidos que genera, a partir de la presencia del padre y su insistencia para ganar el corazón de la joven. Algunos han querido ver en esa caracterización un homenaje a Jerry Lewis.

-CHAN-WOOK. Si hablamos de decepciones, esa puede ser la de Park Chan-wook con Mademoiselle. El director de la recordada Old Boy sigue una serie de conspiraciones entre un grupo de personajes, y parece que va a recuperar aquí el espíritu de sus primeras películas, más salvajes y retorcidos. Sin embargo, esta historia que parte de una serie de giros vinculados con el sexo y la sangre ha sido vista como un relato antojadizo y demasiado extenso, que no hace honor a la filmografía de uno de los realizadores más talentosos del cine asiático.

-ARNOLD. Con la actuación de Shia LaBeouf, la británica Andrea Arnold pasó en la competencia con American honey, otra de las película mal recibidas en esta jornada. El film sigue a un grupo de jóvenes que viajan por Estados Unidos vendiendo suscripciones para una revista, y que con el dinero que ganan se pagan fiestas, hoteles en la ruta, combustible y la posibilidad de continuar unidos como una comunidad. El mayor problema que se ha visto en esta producción es que se repite durante más de dos horas, como un cansador raid de fiestas a las que el espectador no ha sido invitado.

-PANH. Por último mencionemos que fuera de concurso se ha visto el nuevo documental del reputado Rithy Panh, titulado Exil y centrado en su infancia a través de una suerte de pieza artística a lo Chris Marker, donde una voz en off no deja de cuestionar la tergiversación de términos como “revolución” y “comunismo”. Con imágenes de archivo y una presentación que simula la estética de una video-instalación, este film resulta para Panh la posibilidad de continuar reconstruyendo el pasado de su país, Camboya. Igualmente, no parece estar a la altura de sus mejores producciones.

Comentarios

comentarios

1 comment for “CANNES 2016: Crowe y Gosling divirtieron con Dos tipos peligrosos