Funcinema

El reencuentro

miracle1Título original: The magic of Belle Isle
Origen: EE.UU.
Dirección: Rob Reiner
Guión: Guy Thomas, Rob Reiner, Andrew Scheinman
Intérpretes: Morgan Freeman, Kenan Thompson, Virginia Madsen, Emma Fuhrmann, Madeline Carroll, Nicolette Pierini, C.J. Wilson, Ash Christian, Debargo Sanyal, Fred Willard, Jessica Hecht, Christopher McCann
Fotografía: Reed Morano
Montaje: Dorian Harris
Música: Marc Shaiman
Duración: 109 minutos
Año: 2012


6 puntos


Cuestión de humildad

Por Rodrigo Seijas

(@fancinemamdq)

miracle2Entre los ochenta y noventa, Rob Reiner fue un realizador de gran relevancia dentro del espectro del cine estadounidense: no muchos pueden enorgullecerse de haber acumulado pequeños grandes clásicos como Esto es Spinal Tap, Cuenta conmigo, Cuando Harry conoció a Sally, Misery y Cuestión de honor. Pero lo cierto es que a partir del nuevo milenio fue perdiendo energía, entrando en una medianía no muy productiva -ahí tenemos ese lavado film que es Antes de partir-, aunque siempre buscó conservar sus obsesiones en torno a las pequeñas historias de crecimiento, no sólo de edad sino principalmente de espíritu.

En el último tiempo, Reiner ha quedado muy relegado en el panorama hollywoodense y así llegamos a El reencuentro (inentendible traducción para el original, The magic of Belle Isle), que a pesar de contar con Morgan Freeman y Virginia Madsen en el elenco, pasó totalmente desapercibida en el momento de su estreno. Y es una pena, porque el realizador demuestra aquí que todavía posee pasta para contar esos pequeños relatos de los que hablábamos antes, y que incluso ha llegado a un punto de su carrera donde se puede permitir reflexionar con acierto sobre el noble arte de la narración.

En este caso, con la historia de Monte Wildhorn (Freeman), quien en algún momento fue un escritor de novelas del Oeste bastante famoso y considerado, pero que por diversas circunstancias ha perdido las ganas e ideas necesarias para el oficio, siendo en la actualidad apenas un anciano en silla de ruedas malhumorado y alcohólico. Su sobrino prácticamente lo fuerza a tomar unas vacaciones en la tranquila Isla de Belle, donde terminará entablando una fuerte amistad con una madre soltera (Madsen) y sus tres hijas, recuperando al mismo tiempo la inspiración y ansias de escribir.

Reiner sabe que lo que tiene para contar es un compendio de lugares comunes y es por eso que se toma su tiempo para buscar ciertos resquicios de originalidad, imprimiéndole a la película un ritmo pausado, que hace fluir al relato casi como un río. Los diversos personajes que van a apareciendo tienen cada uno su tiempo para mostrar sus características, conflictos y deseos, y a la par de eso el realizador se permite pensar el papel de la imaginación dentro de la literatura -y un tanto indirectamente en el cine-, incorporando elementos pertenecientes a géneros como el western, la comedia romántica, el drama familiar e incluso el suspenso.

Es cierto que en algunos pasajes Reiner pareciera querer contar demasiadas cosas y que hace uso de recursos trillados, dándole incluso demasiado peso a las palabras antes que las imágenes y por ende perdiendo el rumbo. Pero no deja de haber una profunda humildad en la forma en que construye la narración -sin regodearse jamás en las instancias dramáticas-, sabe darle el espacio adecuado a los personajes de las niñas -sin subestimarlas- y extrae performances realmente muy sinceras y sentidas por parte de Freeman y Madsen. Película chiquita y agradable, El reencuentro nos dice que el cine -y la literatura- necesitan, antes que nada, de buenas historias, y buenos narradores. Y Reiner -sin ser lo que fue hace un par de décadas- todavía lo es.

Comentarios

comentarios

1 comment for “El reencuentro