Funcinema

El escarabajo de oro

escarabajo posterTítulo original: Idem
Origen: Argentina / Suecia / Dinamarca
Dirección: Alejo Moguillansky, Fia-Stina Sandlund
Guión: Alejo Moguillansky, Fia-Stina Sandlund y Mariano Llinás, basado en textos de Edgar Allan Poe, Robert Louis Stevenson, Victoria Benedictsson y Leandro N. Alem
Intérpretes: Rafael Spregelburd, Walter Jakob, Luciana Acuña, Agustina Sario, Matthieu Perpoint, Georg Tielmann, Cleo Moguillansky, Balthassar Perpoint, Andrea Garrote
Fotografía: Agustín Mendilaharzu
Montaje: Alejo Moguillansky, Mariano Llinás
Música: Gabriel Chwojnik
Duración: 100 minutos
Año: 2014


5 puntos


La aventura es lo de menos

Por Rodrigo Seijas

(@fancinemamdq)

escarabajo unoEl arranque El escarabajo de oro, de Alejo Moguillansky y Fia-Stina Sandlund, parece proponer una zambullida de lleno en la aventura, aunque sea desde un tono menor, contenido y reflexivo sobre el género, con la disparatada premisa de un grupo de actores y realizadores que para encontrar un tesoro supuestamente escondido en el pueblo de Alem terminan alterando completamente el eje de una coproducción sueca sobre Victoria Benedictsson, una de las precursoras del feminismo, e inventando una película sobre Leandro N. Alem.

Pero luego van entrando en juego numerosas variables, entrecruzándose las narrativas de Edgar Allan Poe y Robert Louis Stevenson, además de todo un conjunto de reflexiones sobre las formas en que se configuran las miradas históricas y políticas, las modalidades de coproducción cinematográficas, los diversos rostros del colonialismo y cómo se sigue pensando al feminismo en nuestros tiempos, superponiendo líneas temporales y voces en off.

El problema en sí no es esa ambición que denota la acumulación de elementos, sino el cómo y el para qué. En lo que se refiere al primer aspecto, la película tiene varias cosas interesantes para decir, pero mucha menos confianza en el lenguaje cinematográfico de lo que aparentaba inicialmente, a tal punto que por momentos da la impresión de estar contemplando un libro ilustrado con imágenes fílmicas. Y en lo referido al segundo ítem, pareciera que para los realizadores autores como Poe o Stevenson, junto al género aventurero, sólo fueran una mera excusa, como si la historia de un grupo de personas buscando un tesoro fuera algo banal, que no mereciera verdadera atención y que sólo tenga en el guión una función utilitaria para hablar de otras cosas. En el medio, se pierde la chance de contar algo simple pero apasionante, como sí lo hacía una obra como La isla del tesoro. Una pena.


NdR: Esta crítica es una extensión de la ya publicada durante el BAFICI.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.