No estás en la home
Funcinema

SAN SEBASTIAN 2013: impactó en la competencia la española Caníbal

canibal uno

-CANIBAL. Manuel Martín Cuenca, que debuta en la Sección Oficial del Festival de Cine de San Sebastián con Caníbal, una sobria historia sobre el mal en el más estricto sentido de la palabra, asegura que «el demonio somos nosotros mismos» y que estamos rodeados de caníbales. «El canibalismo es el gran tabú, por eso la metáfora. Imagina a un nazi que dirige un campo de exterminio, o no tan lejos, aquí mismo hay otros casos de genocidios: cómo se levanta por la mañana, se hace el desayuno -detalla el realizador andaluz- y saluda a su mujer». En la película, que ha sido recibida con favorables comentarios de la prensa y aplausos por parte del público, no se ofrece ninguna pista sobre la única verdad que conoce el espectador antes de sentarse en la butaca: que su protagonista come carne humana. «La reflexión que hicimos, y todos estuvimos de acuerdo, fue intentar no hacer psicologismo y tratar de no explicar la presencia del mal. Para mí -añade Martín Cuenca-, es la historia de amor de un demonio. Igual que el ángel caído traiciona a Dios, y nadie se explica por qué», aquí tampoco, apunta.

Spielmann-SPIELMANN. Al director de cine austríaco Götz Spielmann, que concursa en la Sección Oficial con su última película Octubre, noviembre, le molesta que el cine banalice cuestiones «fundamentales» para él y su forma de entender el arte, como son la vida y la muerte. «Me molesta enormemente la banalidad con la que se muere hoy en día en el cine y por eso, porque la muerte es algo grande y es un misterio grande y un hecho fundamental en nuestra vida, no debería ser triviliazada ni reducirse a una idea con la que se juega, porque ponés en cuestión también la vida», ha dicho en una rueda de prensa celebrada hoy en el Kursaal. Se refería, en concreto, a los más de veinte minutos que decidió dedicar al final de la cinta a la agonía y muerte de uno de los personajes. En ese sentido, ha opinado que, si muchas personas, y más bien los políticos, fueran conscientes de que la muerte no es un proceso intelectual, sino espiritual, y pensaran en que lo importante son «las cosas que hacemos» y si «tuvieran consciencia de que su vida es finita, si lo pensaran -insiste-, serían más sabias y harían un bien a la sociedad». Octubre noviembre cuenta la historia de dos hermanas, una de ellas una famosa actriz, mientras la otra ha quedado en el pueblo de los Alpes austríacos del que provienen a cargo del negocio familiar y del padre, viudo y enfermo, cuya madre guardaba un secreto difícil de digerir.

-GALARDI. En la sección Horizontes Latinos hoy ha sido el turno de la argentina Victoria Galardi, que ha presentado a concurso la coproducción hispano-argentina Pensé que iba a haber fiesta, protagonizada por Elena Anaya y Valeria Bertuceli. Según la directora, la película habla de muchas cosas, «de lo que sucede con las fiestas, cuando estás mal y tienes que celebrar y estar feliz» y, sobre todo, de un choque de «egos» bastante frecuentes en la clase media burguesa del país. «Vengo de una clase media normal, pero conozco a gente más acomodada y un poco burguesa, y muchas veces me he podido reír un poco con ellos y de ellos, y creo que ellos también se ríen de ellos mismos», advirtió.

(Fuente: Yahoo)

Comentarios

comentarios

Comments are closed.