Funcinema

San Sebastián 2010: dos candidatas a la Concha de Oro

Ha tenido que transcurrir medio Festival para que, por fin, aparezcan en la competición dos películas dignas de premio. Se trata de la catalana Pa negre, de Agustí Villaronga, tercera de las películas españolas en concurso, y Genpin, de la japonesa Naomi Kawase, un emotivo documental en torno a un famoso ginecólogo nipón partidario del parto natural. Ambos filmes son ya favoritos para la Concha de Oro.

Protagonizada por Francesc Colomer, Roger Casamajor, Sergi López, Eduard Fernández y Marina Comas, Pa negre es una terrible historia de hambre, muertos y secretos a media voz en un pueblo del interior de Catalunya, en la comarca de Osona, en los primeros años 40. El protagonista es Andreu, un niño de pocos años cuyo padre está entre los perdedores de la guerra civil. Un día descubre los cadáveres de un hombre y su hijo, que se han despeñado con su carro. Las autoridades sospechan que el accidente no fue accidental e intentan averiguar quién los ha matado. El padre del muchacho, que en el pasado había protagonizado un terrible incidente con la familia de los fallecidos, será acusado del crimen. El muchacho intenta comprender lo que sucede y pregunta. Pronto descubrirá que para sobrevivir deberá traicionar sus propias raíces y acomodarse en una nueva familia, en el bando vencedor.

La cinta se inspira en el libro homónimo del escritor Emili Teixidor, que se publicó hace siete años y que ha sido uno de los grandes éxitos de la literatura catalana de la última década. Villaronga dejó claro que no es la adaptación de la novela, sino la recreación del espíritu literario de su autor, Emili Teixidor.

Pa negre no es la mejor película de Villaronga (Tras el cristal o El mar son superiores), pero es un cine de calidad que plantea temas interesantes. Las enemistades en los pueblos donde todo el mundo se conoce, los secretos dichos a media voz, las diferencias de clase, el hambre, la pobreza, la humillación, las envidias y, por supuesto, la represión surgida tras la guerra civil. Una película dura, desgarrada, con alguna imagen muy impactante, como el caballo y el carro despeñándose al principio del filme, rodada con todo realismo. Villaronga, con una fotografía muy cuidada y con unos actores estupendos (qué bien está Sergi López haciendo de fascista prepotente, personaje que también desarrolló en El laberinto del Fauno), Pa negre relata la historia de iniciación de un niño al terrible mundo de los adultos.

Naomi Kawase es la más brillante de las cineastas de la novísima generación japonesa. Es una mujer siempre preocupada por el inicio y el fin del ciclo de la vida. En Genpin pone toda su sensibilidad para mostrar en un documental su amor por la vida. El filme gira en torno al doctor Tadashi Yoshimura, prestigioso ginecólogo que lleva 40 años dedicado a mostrar los beneficios del parto natural. Kawase habla de la vida que nace y de la vida que termina en el momento del alumbramiento, para dar paso a la otra.

(Fuente: diarideterragona.com)

Comentarios

comentarios

Comments are closed.