Funcinema

Recapitulación de She-Hulk: Just Jen

Por Patricio Beltrami

(@Pato_Beltrami)

NdR: Este artículo contiene spoilers.

En el momento indicado, She-Hulk: Defensora de héroes reencontró sus virtudes para encarar el tramo final de la temporada. No solo el sexto episodio le brindó un desarrollo adecuado a la protagonista en la línea principal del relato, sino que también el caso judicial de la semana fue hilarante, explotando la comedia a partir de un personaje disparatado. A pesar de la falta de efectividad del humor en la trama central, el capítulo conecta con el conflicto superheroico de la temporada. Dirigido por Anu Valia y escrito por Kara Brown, Just Jen inicia haciéndose cargo de las expectativas que había generado al final del episodio cinco. Rompiendo la cuarta pared, Jennifer Walters (Tatiana Maslany) adelanta que será un capítulo independiente del relato principal de la serie, aunque indica que estará situado en un marco conflictivo: una boda. Sin embargo, esta incomodidad escalará rápidamente, ya que no solo debe asistir de compromiso al casamiento de una amiga a la que no ve hace años, sino que su deseo de presentarse como She-Hulk se esfuma cuando Lulu (Patti Harrison) le pide que no la opaque en su día. Ante ello, la crisis vuelve a apoderarse de la protagonista: obtiene atención como She-Hulk y se siente invisible como Jen, descubriendo que lo que había construido durante toda su vida personal y laboral colapsaba ante su faceta Hulk. Para colmo, Lulu la menosprecia y, de repente, Titania (Jameela Jamil) llega a la fiesta como invitada del novio. No obstante, en este marco conoce a Josh (Trevor Salter), uno de los padrinos. La atracción mutua es innegable, aunque se separan cuando Jen abandona el salón corriendo para vomitar en el patio a causa del alcohol ingerido durante la fiesta. En ese momento, Titania la embosca y empieza a agredirla, pero no desea enfrentar a Jen. Rompiendo su promesa a la novia, se transforma en She-Hulk y pelea contra su némesis a lo largo de todo el salón, hasta que Titania se resbala con hielo y se rompe las fundas de sus dientes. Preocupada por cuidar su imagen, deja la boda desdentada mientras Lulu ebria se funde en un abrazo con She-Hulk. En tanto, Nikki (Ginger Gonzaga) aprovecha la ausencia de Jen para trabajar con Mallory (Renée Elise Goldsberry) en un caso de divorcio. Pero lo que parecía ser una demanda de rutina se transforma en un litigio insólito, ya que el denunciante Craig Hollis (David Pasquesi), Mr. Immortal, había estafado a sus últimas ocho parejas fingiendo su muerte. De hecho, escapa de los cuestionamientos tirándose del edificio. En una audiencia de conciliación delirante, las ex parejas se disputan la fortuna de Hollis, quien desea rehacer su vida sin perder los bienes que había acumulado durante siglos (oro del siglo XIX o acciones de Apple desde 1981). En este orden, la mediación de Nikki fue decisiva para que las víctimas  obtuvieran resarcimiento y, castigo mediante, para que Mr. Immortal recibiera su merecido. El epílogo presenta a Nikki y Mallory investigando Intelligencia, la página web para conspiranoicos y misóginos donde habían publicado el video que incriminó a Hollis. Allí, ambas descubren que los foristas planean atentar contra She-Hulk, por lo que Nikki le advierte sobre este peligro. Mientras Jen comparte papas fritas con Josh al final de la boda, la última imagen es de un laboratorio donde prueban agujas para penetrar la piel de She-Hulk y, en la pantalla, un usuario llamado HulkKing pregunta si la próxima fase del plan está lista. Tras un discreto quinto capítulo, Just Jen representa una levantada para She-Hulk. Queda en deuda mejorar la calidad del humor alrededor de la protagonista, quien por momentos es más canchera que graciosa. Sin embargo, la trama principal del episodio profundizó en la crisis y reinvención de Jen, mientras que la subtrama legal sobresalió a pura comedia y disparate, ya que la crítica contra el machismo quedó relegada frente a un personaje absurdo y amoral. Al final, está claro que la sangre de She-Hulk es el santo grial que persigue el villano en las sombras para, seguramente, replicar el poder de Hulk o generar supersoldados. Quién está detrás del plan es una incógnita tan grande como cuándo llegará la introducción de Daredevil (Charlie Cox).


Si disfrutás los contenidos de Funcinema, nos gustaría tu colaboración con un Cafecito para sostener este espacio de periodismo independiente:
Invitame un café en cafecito.app

Comentarios

comentarios

Comments are closed.