Funcinema

Recapitulación de Moon Knight: Gods and monsters (final de temporada)

Por Patricio Beltrami

(@Pato_Beltrami)

Este artículo contiene spoilers.

Las series del Universo Marvel presentan una constante: El último capítulo nunca ha estado a la altura de lo mejor de cada producción, ya que son muy discursivos; las secuencias de acción y combate no lucen; o se busca que las revelaciones finales se impongan sobre la construcción narrativa desarrollada durante la temporada. No obstante, el cierre de Moon Knight sí estuvo a la altura de la calidad exhibida en los seis episodios, siendo una de las mejores series del MCU. Dirigido por Mohamed Diab y escrito por Peter Cameron, Jeremy Slater y Sabir Pirzada, Gods and monsters arranca tras la muerte de Marc Spector/Steven Grant (Oscar Isaac), cuando Arthur Harrow (Ethan Hawke) recupera el avatar de Ammit. Ante ello, Layla El-Faouly (May Calamawy) se infiltra en su séquito e intenta asesinarlo, pero Tawaret (Antonia Salib) toma posesión de los cuerpos moribundos para detenerla. En la Pirámide de Giza, Harrow mata a los avatares de la Enéada y libera a Ammit (Saba Mubarak), quien lo convierte en su avatar. En tanto, Layla rescata a Khonshu (F. Murray Abraham), quien trata de convencerla para que sea su nuevo avatar ante la muerte de Marc/Steven. Frente a la negativa, Khonshu lucha contra Ammit para evitar que desate una ola de muertes. Por su parte, Marc huye del Campo de Lirios y se sacrifica para pasar la eternidad en la Duat convertido en arena junto a Steven, pero las manos de ambos quedan tocando el corazón y retornan al mundo de los vivos. Antes de la batalla final, Marc y Steven, quien comparten el cuerpo en armonía, logran que Khonshu se comprometa a liberarlos si resultan vencedores. Mientras el séquito de Harrow asola El Cairo, Ammit se agiganta al alimentarse de las almas. En ese momento inician las peleas. Por una parte, Khonshu y Ammit, cuyos tamaños superan a las pirámides, se trenzan en un combate deslucido como fondo de la lucha principal. En tanto, el combate entre Harrow y Moon Knight / Mr. Knight arranca en Giza y, tras una lograda secuencia aérea, acaba en El Cairo. Mientras destruyen las calles de la capital, Layla irrumpe convertida en el Escarabajo Escarlata, avatar temporal de Tawaret. Así, el destino del mundo se define a las piñas entre un Harrow cada vez más poderoso, y Moon Knight, Mr. Knight y Layla. Pero cuando todo se encamina hacia un final trágico, Marc se desvanece y, elipsis por medio, recobra la conciencia mientras ve a Harrow en el piso junto a todo su séquito. Así, Marc y Steven se dan cuenta de que alguien más habita ese cuerpo. Ya en Giza, se niegan a matar a Harrow y obligan a que Khonshu los libere. Otra vez en el asilo, Steven confronta al Dr. Harrow para dejar definitivamente ese plano. La serie termina con una variante de la primera escena: Marc/Steven despertándose en Londres con la misma canción de fondo y cayendo al piso atado a la cama rodeada de arena. Todo cobra sentido en la escena post-créditos, donde alguien saca a Harrow del psiquiátrico y lo lleva a una limosina. Allí charla con Khonshu, quien afirma que Marc desconoce cuán quebrada está su mente y le presenta a la tercera personalidad, Jake Lockley, quien le dispara varias veces. Contrario a la idea inicial, Moon Knight posiblemente tenga una segunda temporada para profundizar en los conflictos que provocará Jake. En ese sentido, Gods and monsters clausura varias tramas esenciales de la temporada (relación Marc/Steven, regreso de Ammit), aunque también abrió la puerta para indagar en las repercusiones de la historia (introducción de Jake; presencia de Khonshu; y el futuro rol de Layla y los nuevos avatares de la Enéada). A pesar de que el cierre reiteró los males evidenciados en los últimos capítulos de las series de Marvel, Moon Knight fue una apuesta interesante con un balance altamente positivo. Con el paso de los episodios, el problema mental consiguió acoplarse al relato y, así, se ganó en dinamismo tanto para el desarrollo de la acción como para la evolución de los personajes y los conflictos. Finalmente, se destacan las grandes actuaciones de Ethan Hawke y Oscar Isaac, quien literalmente le puso el cuerpo a la historia en sus pasajes de mayor dramatismo e intensidad física.


Si disfrutás los contenidos de Funcinema, nos gustaría tu colaboración con un Cafecito para sostener este espacio de periodismo independiente:
Invitame un café en cafecito.app

Comentarios

comentarios

Comments are closed.