Funcinema

CANNES 2016: Jim Jarmusch presentó la poética Paterson

patersonJARMUSCH. Jim Jarmusch ha conquistado nuevamente a la crítica con Paterson, su película en competencia oficial protagonizada por Adam Driver. El film, como es habitual en el realizador, posee una atmósfera poética, que aquí está presente en uno de los hábitos del protagonista, ese Paterson que maneja un autobús y que comparte ratos con su esposa o con amigos. Con la respiración laxa de sus películas, Jarmusch se pone a reflexionar, desde la simpleza de las criaturas que exhibe y del mundo que habitan, sobre la poesía y lo poético. “Quería trabajar con las imágenes que entran en su percepción, que propulsan sus poemas, porque es un tipo muy observador. En realidad, es una historia muy silenciosa”, ha dicho el director en conferencia de prensa.

-NICHOLS. A priori una película que tenía poco para ofrecer, por un tema que parecía más carne de telefilm, Loving de Jeff Nichols ha convencido a buena parte de la crítica que asiste a Cannes. Este drama centrado en un episodio real sobre una pareja interracial que se le negó el matrimonio en el estado de Virginia, sirve para el director de Take shelter para contar una historia convencional desde lugares infrecuentes, incluso alcanzando una profundidad digna del mejor cine. Loving cuenta con un tratamiento muy original, un trabajo de puesta en escena notable de este particular y muy interesante director, además de dos notables actuaciones de Joel Edgerton y Ruth Negga. Algo de todo lo que hay aquí ya huele a Oscar para el año próximo.

-ASSAYAS. Otro nombre habitual de Cannes, el francés Olivier Assayas, esta vez recibió sonoros abucheos durante el pase de Personal shopper, su nueva colaboración con Kristen Stewart. Pero esta vez su acercamiento al terror con la historia de una médium y su misticismo no alcanza para sostener un relato errático la más de las veces. No obstante, la crítica ha resaltado que el director galo no trata nunca de construir un relato que agrade al espectador y logra un film muy personal, pero que eso es insuficiente cuando los misterios que allí se dan generan mayormente indiferencia.

-MACKENZIE.  El film Hell or high rise, de David Mackenzie, es una de las propuestas de la paralela Un certain regard y ha resultado una agradable revelación. El film sigue a Chris Pine y Ben Foster como dos hermanos redneck texanos que quieren pagar las deudas de su madre recién muerta, y que lo hacen robando bancos. La película se convierte en una suerte de western y road movie, con la presencia del siempre eficaz Jeff Bridges. Una de esas películas pequeñas pero muy disfrutables.

Comentarios

comentarios

Comments are closed.